Categorías
Economía Mejora de la Administración

¿Debe la Administración despegarse del hardware?

board-22098_640Decía Jose Antonio Cobeña, (o eso me pareció entender) en Fujitsu IT Future, que “la Administración debe despegarse de las máquinas“.

En ese contexto, las “máquinas”, eran, presumiblemente, los equipos informáticos, ordenadores, impresoras, cables,… toda esa quincalla que generalmente apelamos con el vocablo anglosajón hardware.

¿Podría?. ¿Debería?. Y, en su caso, ¿cómo lo haría?.

Dejemos claro por adelantado que uno de los principios básicos de las TIC es que, hoy en día, la autoprovisión es prácticamente imposible. Por autoprovisión entendemos que la entidad que es el destino final del bien o servicio TIC, el cliente/usuario, controla igualmente todos los medios de producción de esos bienes servicios TIC, de forma que puede garantizar en la práctica su funcionamiento. Quizás de los pocos sectores en los que hay una mayor aproximación a una autoprovisión TIC es el sector militar, tanto en lo que se refiere al hardware y al software como a las telecomunicaciones.

Pero, en general, las AAPP, en su mayor parte consumidoras intensivas de TIC, el nivel de autoprovisión es bajo. No obstante, la situación es muy variada, tanto desde el punto de vista sectorial como geográfico. Como principio básico, el nivel de autoprovisión es tanto más factible cuanto más grande es la organización, tanto a nivel Estatal, Autonómico, o Local. Pero vamos a centrarnos en lo que genéricamente hemos denominado hardware, que vamos a definir mejor en tres escenarios concretos:

  • El Puesto de Trabajo (y todo lo necesario para que funcione)
  • El Centro de Proceso de Datos
  • Las Telecomunicaciones

 El Puesto de Trabajo

El puesto de trabajo es el lugar, los elementos y los servicios para que el funcionario o empleado público acceda a los servicios y sistemas de información necesarios para el desempeño de sus funciones. Considerando, lógicamente, que los servicios y sistemas de información corporativos, están fuera de la composición de este puesto. Así pues el puesto de trabajo incluye elementos como:

  • El ordenador personal, con su teclado, ratón, pantalla, etc.
  • La impresora, personal o compartida, y otros elementos como pueden ser escáneres, o teléfonos.
  • La red local que une el PC con las impresoras, escaners, etc. y con los servicios y sistemas de información corporativos.
  • Los teléfonos móviles y tablets (aunque en ocasiones no se consideran parte del puesto de trabajo y se los trata separadamente).

Todo ello, como es lógico, con su correspondiente software de base: Sistema operativo, aplicaciones de escritorio, utilidades, etc. Habitualmente estos elementos se aprovisionan, instalan, mantienen y soportan por la propia organización, no sólo en el caso de las AAPP, sino en la mayoría de las organizaciones.

¿Podría la Administración “despegarse” del puesto de trabajo?.

Por supuesto. La contratación, en modo servicio, de todos estos elementos, no sólo es posible, sino que con seguridad ya se está haciendo en algunos casos, como el propio Cobeña desveló en el evento.

¿Debería?

Pues depende. En primer lugar, depende sobre todo del análisis técnico-económico necesario, que debe ser hecho en cada caso en particular, y con el cual nos debería indicar si es más eficaz económicamente (que no es necesariamente equivalente a más barato) el puesto de trabajo en modo servicio contratado que aprovisionado y mantenido internamente.

En estos análisis es también vital contemplar el escenario existente antes de la externalización: las unidades que se estaban encargando de estas funciones (¿qué van a hacer luego?), los pasos necesarios para realizarlo, e igualmente, el escenario futuro, es decir, el camino al que se dirige la organización en términos de servicios TI. E igualmente, las infraestructuras existentes en los edificios (redes locales, etc.): ¿se van a incluir en la externalización?. ¿Quien las va a suministrar, mantener, soportar, etc.?.

Además, no olvidemos que el puesto de trabajo es esencial: sin puesto de trabajo no hay eAdministración que valga. Esto implica consideraciones no sólo económicas, sino de seguridad, y de las garantías necesarias para que este puesto esté operativo siempre que sea necesario.

Por último, el puesto no es sólo y fundamentalmente autónomo, como podría ser el antiguo equivalente de la máquina de escribir. Desde el puesto se acceden normalmente a las aplicaciones y servicios corporativos. Por ello, no basta con que el puesto de trabajo funcione “per se”, sino que debe integrarse eficazmente con el resto de la informática corporativa, a nivel de redes, aplicaciones, versiones de explorador, máquinas virtuales JAVA, etc, etc.

¿Cómo hacerlo?

Como hemos visto, no sólo es una cuestión de economía, sino de diseño del servicio, y de los elementos que interaccionan con él. Dicho esto, y por supuesto tras el análisis previo correspondiente, hay factores que pueden jugar a favor. Las economías de escala, en este ámbito, también pueden favorecer una solución externalizada. Otro importante factor es la forma de financiación y pago. Generalmente la optimización de los sistemas TI requiere siempre un esfuerzo económico inicial, que luego se rentabiliza a medio plazo (4 años típicamente en un puesto de trabajo), pero en tiempos de penuria económica como los actuales, las AAPP pueden no tener el músculo económico inicial para realizar las inversiones necesarias. Y es aquí donde un modelo de contratación basado en CPP podría suponer una salida o solución para estas necesidades.

Desde el punto de vista tecnológico, la tendencia actual es hacia la virtualización del escritorio. Una vez realizada, las ventajas son importantes, tanto desde el punto de vista del coste, ahorro energético, etc., como de la disponibilidad y continuidad del servicio. Pero como acabamos de decir, este factor debe contemplarse en los análisis de necesidades y oportunidad que se realicen y en la forma de contratación más apropiada para conseguirlo.

El CPD

Sin duda, los CPD son los grandes caballos de batalla actuales sobre los que se fijan todas las miradas cuando se habla de optimizar las TIC en las AAPP. Y no en balde. Los centros de proceso de datos han surgido generalmente asociados a las divisiones administrativas (y presupuestarias) existentes en cada momento en las AAPP, lo que ha generado una proliferación de multitud de CPD de tamaño medio y bajo, dispersos geográficamente, tecnológicamente dispares, en muchos casos artesanales e inseguros.

La oportunidad de mejora en los CPD de la Administración es inmensa. Una simple operación de concentración de las instalaciones (“housing“) trae consigo importantes ahorros, tanto en instalaciones como en consumo energético, y ventajas desde el punto de vista de la seguridad y disponibilidad de los servicios.

Una segunda fase de optimización en los CPD podría consistir en la unificación y consolidación de servidores, bases de datos, sistemas de almacenamiento, etc. Es tecnológicamente más compleja, y llevará más tiempo, pero permitirá mayores eficacias en términos de facilidad de administración, flexibilidad, adaptabilidad, etc.

Por ello abundan las iniciativas en este sentido, de las cuales hay muchos ejemplos, tanto a nivel estatal como autonómico.

Ahora bien, ¿concentrar CPDs implica externalizar CPDs?

Dicho de otra manera, las operaciones de concentración, consolidación, virtualización, etc. en los CPDs pueden ser llevadas a cabo por las propias AAPP con medios propios, y se alcanzan igualmente los beneficios que ya se han señalado. ¿Porqué habría que acudir a una externalización de CPDs?.

El análisis previo a realizar en el caso del puesto de trabajo es igualmente necesario en el caso de los Centros de Datos de la Administración. Pero hay algunas peculiaridades adicionales. Como hemos visto, la dispersión de CPDs surge derivada de la dispersión administrativa y presupuestaria. La concentración de CPDs va a requerir pues necesariamente una concentración administrativa y presupuestaria equivalente, y mientras no se aborde, es claro que un gran operador comercial de Data Center va a disponer de ofertas muy ventajosas para alojar los servidores de la Administración. De modo que aquí el criterio es claro: salvo que la Administración se ponga las pilas en abordar las reorganizaciones necesarias para posibilitar un escalado y concentración de servicios comunes, la alternativa será la externalización de los CPDs, pero con un precio a pagar en términos de autonomía, independencia, seguridad, etc.

Si se diesen las condiciones de las necesarias reformas organizativas y presupuestarias, entonces cabría abordar un proyecto de consolidación de CPDs dentro de la propia Administración, y aquí una vez más podemos acudir a las formulas de financiación basadas en CPP antes comentadas, con la diferencia de que en este caso los plazos de inversión/amortización son mucho más largos que en el caso del escritorio, y típicamente pueden rondar al menos los 10 años.

Lo que esto implica es que las reformas administrativas comentadas han de ser al menos igualmente duraderas, y no estar sujetas al ciclo electoral de 4 años. ¿Es esto posible?. No lo sé, pero se me ocurre una propuesta: cuando se apruebe la Ley o Decreto de esas reformas, se añada un párrafo que diga “La presente disposición no podrá ser modificada o derogada en un plazo mínimo de 10 años desde su entrada en vigor“. ¿Funcionaría?. Puede.

Las Telecomunicaciones

Las telecomunicaciones de las AAPP también tienen sus peculiaridades, a la hora de despegarse de ellas. Como hemos visto, tenemos unas telecomunicaciones “internas” asociadas a los edificios de la Administración, o a sus CPDs, las más de las veces autoaprovisionadas, y unas externas, que atraviesan el espacio público, las cuales en la inmensa mayoría de los casos han de contratarse a los operadores y empresas de telecomunicaciones.

Pero el caso es que, para que todo funcione, tanto los puestos de trabajo, como los CPDs con los servicios y aplicaciones corporativas, necesitan unas buenas comunicaciones, rápidas, fiables, y hasta donde sea posible, baratas.

Ambos contextos, interno y externo, han pues de conectarse y funcionar correctamente, y si externalizamos uno y otro a empresas diferentes, la labor de integración y operación conjunta queda en manos de los empleados públicos. De modo que aquí parece que tenemos al menos un punto del que resulta muy difícil, a priori, despegarse.

Si decíamos que sin puesto de trabajo no hay eAdministración, igualmente podemos decirlo de las telecomunicaciones. Pero a diferencia del primero, y de los CPDs, donde estamos en entornos físicamente acotados y donde se pueden establecer medidas de seguridad física apropiadas, sin embargo las redes de telecomunicaciones van a atravesar espacios públicos donde es mucho más difícil protegerlas, y por lo tanto es especialmente importante cuidar aspectos que inciden directamente en la seguridad y disponibilidad del servicio, como el diseño y topología de las redes, redundancias, protección de los datos mediante encriptado, etc. Y especialmente en aquellos casos en los que estas conexiones no se realicen mediante enlaces “privados” o dedicados sino atravesando en todo o en parte Internet.

Las telecomunicaciones también pueden beneficiarse de operaciones de concentración y consolidación como en el caso de los CPDs, e igualmente para ello se precisan concentraciones equivalentes en términos organizativos y presupuestarios, así como la estabilidad mencionada. Afortunadamente, en la primera década del segundo milenio, se ha avanzado mucho en la coordinación, consolidación y contratación de las telecomunicaciones, sobre todo en los grandes organismos, y gracias a los Planes Directores de Telecomunicaciones definidos en el Real Decreto 541/2001.

Reflexiones finales

Volvamos a la pregunta inicial: ¿Debemos despegarnos del hardware?. Para ello, ¿debemos tener sólamente en en cuenta las razones técnicas, económicas y organizativas esgrimidas anteriormente?. ¿O debemos asumir y actuar en virtud de determinadas corrientes de pensamiento más fundamentalistas, que propugnan una “pureza” del papel del funcionario dedicado en exclusiva a funciones de “autoridad administrativa”?.

En otras palabras, ¿debemos asumir la tesis de que las TIC para las AAPP son simplemente una commodity, y por lo tanto externalizable tanto como queramos?. ¿O hay algo que diferencia las TIC de los otros servicios maduros de mercado, como la seguridad, la limpieza, etc.?.

Hoy día es bastante fácil, gracias a la intensa presión recortadora, asumir las tesis economicistas, y seguir estrujando, como única medida, el presupuesto TIC de las AAPP año tras año. Esto es lo fácil, lo simple, pero no aporta valor, y desaprovecha las oportunidades que las TIC ofrecen para las AAPP y para la sociedad.

En su lugar, podemos emplear nuestra inteligencia y adoptar una visión holística: las TIC no son algo externo a las AAPP; son parte integral de ellas. Cuanto antes entendamos que el funcionamiento, el servicio, la eficacia y la eficiencia, y el valor para la sociedad dependen de todos los elementos que componen las AAPP y de la forma en que se interrelacionan, y que no podemos optimizar por separado cada uno de estos elementos sino todos en su conjunto, antes empezaremos a encontrar el verdadero camino.

Trata de vivir de una manera holística. No exageres la importancia del intelecto. Al contrario: integra mente, cuerpo y espíritu en todas las cosas. Si lo haces, llegarás a ser maestro del conocimiento, en lugar de ser víctima de los conceptos.
Categorías
Administración Electrónica DNIe Economía Funcionario web 2.0

10 temas clave en 2010

Esta es mi selección de temas clave que han marcado el año 2010 en el terreno de la aplicación de la tecnología a las Administraciones, siempre por supuesto desde la óptica de este blog, y tratados por orden cronológico de aparición en los diversos artículos mencionados.

1. Legislación y Normativa: El 1 de enero de 2010, pasamos el rubicón de “la disponibilidad on-line obligatoria de todos los trámites administrativos de la AGE”, aunque algunos de ellos gracias a trucos de magia dignos del mismísimo Houdini. Además, se publican  el Esquema Nacional de Seguridad y el Esquema Nacional de Interoperabilidad, comentados en éste blog. Además, el año ha venido marcado por la creación y publicación en BOE  de las Sedes Electrónicas con sus correspondientes Registros Electrónicos, al cumplirse los plazos establecidos en el RD 1671/2009, de desarrollo de la LAECSP. A finales de 2010, dentro de la serie dedicada a publicar el material formativo de un curso sobre Administración Electrónica en la OEPM, se incluye una presentación con Una breve historia legislativa de la Administración Electrónica.

2. Eventos: Este año se ha celebrado el Tecnimap 2010. Hay voces que discuten la utilidad de este tipo de eventos, y más en un contexto de crisis, porque no se terminan de abordar de verdad las cuestiones espinosas, y se dedican en exceso a las mutuas alabanzas de “lo bien que lo hemos hecho”. Pero yo siempre digo que un evento importante es movilizador porque establece fechas claves para la puesta en común, y acelera el intercambio y la creación de redes. A mi me sirvió para desvirtualizar a varios de mis compañeros de la blogosfera, y lo doy por bien empleado.

3. Tecnología: El DNI electrónico no termina de arrancar. Diversos problemas de usabilidad y de concepción del producto lastran su aplicación y utilidad real para los ciudadanos. Curiosamente, este artículo es uno de los menos comentados pero de los mas leidos de éste blog. Es que la palabra “problemas” siempre atrae…

4. Modelos de Gestión: Comienza un año de reflexiones sobre el funcionario y la tecnología y su papel dentro de la administración y de la sociedad, y propongo un modelo de tres capas para su análisis. Las dudas filosóficas alcanzan también a nuestro trabajo: ¿Existe la Administración Electrónica?. En base a mi experiencia en diversas unidades TIC de las Administraciones e inspirado por la aparición de modelos de negocio enfocados al servicio, confecciono Un modelo de referencia para la provisión de servicios TIC en la AGE

5. El papel del funcionario: En medio de todas estas reflexiones, publico la serie 10 ideas para blogger funcionarios, presentada y expuesta en el TecniMap 2010. Se anuncian varias huelgas, para las que se nombran Servicios mínimos. A lo largo del año se produce una progresiva toma de conciencia que culmina con el Manifiesto Funkzionata, subtitulado “funcionarios emprendedores“.

6. Redes Sociales El debate sobre la Web 2.0 se ha centrado este año en varias reflexiones en torno al papel de Las Administraciones ante las redes sociales, y la figura del  Community Manager, que según mi planteamiento no tendrá sentido en las Administraciones hasta que éstas sepan cómo a gestionar la Marca en las AAPP

7. Ahorro en un contexto de Crisis. Podemos decir sin temor a equivocarnos que este ha sido el tema estrella del año. Por supuesto ha aparecido de manera colateral en alguno de los asuntos anteriores, pero además es el tema central de numerosos artículos, entre ellos los siguientes:

8. Algunos casos de éxito: De vez en cuando hay que mencionar algunos ejemplos en los que las cosas se están haciendo bien, resaltando la línea acertada a seguir, como en el ámbito legislativo con la creación del Registro civil único electrónico, o en el ámbito organizativo recordando a La OAMI: una Agencia Pública del siglo XXI.
9. Cloud Computing y virtualización: Este año hemos visto aparecer bastantes Nubes sobre la eAdministración. Las tecnologías de virtualización y los servicios basados en cloud computing se ofrecen como la panacea que permitirá conseguir la cuadratura del círculo: mejorar el funcionamiento de las TIC en las AAPP disminuyendo el gasto necesario para ello, aunque en mi opinión esta tesis está aún por demostrar, sobre todo si no se abordan los cambios organizativos necesarios. Pero de lo que no cabe ninguna duda es que ya hemos iniciado el camino Hacia la virtualización de la Administración.
10. Política e Internet: El final del 2010 ha sido bastante “calentito” por la confluencia entre estos dos asuntos. En noviembre se propagó el Manifiesto por una Red Neutral, que consiguió que el Senado instase al Gobierno a garantizar por ley la neutralidad de la red. Las filtraciones de Wikileaks desencadenan la caza de Julián Assange que culmina con su detención posterior. La ofensiva consigue bloquear el dominio wikileaks.orgexplusar los alojamientos de sus servidores en Amazon, bloquean las fuentes de financiación a través de Paypal, y los autodenominados Anonymous contratacan con ataques DOS a estas y otras entidades… y para remate la derrota de la disposición adicional segunda de la Ley de Economía Sostenible (Ley Sinde), dejan claro que Internet ha ganado poder y que todos quieren conquistarlo. Desde luego, en 2011 seguiremos viendo muchos movimientos en ese terreno…

Bueno, y, ¿¿¿ qué pinta aquí la selección ???

Sólo era para recordar que, a pesar de todas las dificultades y problemas, de todos los sustos y sobresaltos, de todas las luchas y rencillas, es posible trabajar en equipo, y cuando el equipo funciona, puede lograrlo…

Categorías
Economía Innovación Servicio Público

Perspectivas 2009: cómo mejorar los servicios públicos en un contexto de crisis

openpropolisHoy se publica en Open Própolis las ideas que algunos bloggers hemos aportado sobre las perspectivas de la Administración Pública para 2009. La invitación que me llegó sólo tenía, además del título, una sugerencia: debía ocupar entre 5 y 10 líneas.

Esto fué lo primero que pensé y contesté:

Hablar sobre el futuro siempre es difícil. Más en aun ámbito tan amplio y diverso como son las Administraciones Públicas Españolas, aunque sea desde una perspectiva tecnológica. Y aún más en una extensión tan breve. Lo intentaré, aunque no puedo prometer que lo consiga.

Como resultado de esa demanda y de esa reflexión he confeccionado este artículo, y con el texto que responde a este ofrecimiento, y que es el siguiente:

En 2009 la administración pública española se enfrenta a muchos retos, algunos internos: puesta en marcha de la Ley 11/2007 de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos, en el marco de la nueva Ley 30/2007 de contratos, con las obligaciones adicionales impuestas por la Ley 56/2007 de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información. Y otros externos: un contexto de crisis generalizada, que se traduce en un aumento del desempleo junto con un déficit público notable. En estos contextos, las AAPP deben responder al desafío que supone la mejora de los servicios públicos con menos recursos y mayor presión.

¿Pueden lograrlo?. Por supuesto. En el año Europeo de la Creatividad y la Innovación, algunos lo conseguirán y otros no, pero los que lo consigan será siempre por caminos no trillados, con enfoques nuevos de los problemas y sin miedo a aplicar soluciones nunca intentadas antes. Esto es lo que el ciudadano demanda y es lo que hay que luchar por conseguir.

Añado algunos auto-comentarios aclaratorios:

  • La crisis no es excusa para no continuar la mejora de los servicios públicos.
  • Pero precisamente las crisis aceleran los cambios.
  • De hecho ya tenemos unas exigencias previas anteriores, que hay que intentar cumplir.
  • Por ello hay que aplicar imaginación e innovación. Los enfoques anteriores pueden ya no ser válidos.
  • Siempre enfocado a las demandas ciudadanas, empezando por la participación: al estilo Obama.
  • Es obvio que en este desafío no todas las administraciones parten de la misma situación, y que no reaccionarán por igual. Habrá de todo.
Categorías
Administración Electrónica Economía Sociedad de la Información

Los planes del gobierno y el “efecto Obama”

changeRecientemente han salido a colación en la blogosfera diversos artículos relacionados con algunos de los nuevos planes del gobierno de Jose Luis Rodriguez Zapatero. En concreto el Plan€, que analizan Andrés NinOscar Cortés o Rafael Chamorro, y el Plan AvanzaDos, del que se hacen eco Montaña Merchán y Rafael Beitia.

Del Plan€ diré primeramente que coincido en su mayor parte con lo ya dicho por los referentes anteriores: una página web “1.0” con una aglutinación de medidas de carácter €conómico, en su mayor parte. Desde el punto de vista formal, creo que le falta la interactividad, la oportunidad de participar, que rebosa en la página “2.0” del Presidente electo change.gov.

La verdad es que a mí me gustaría que el Plan€ fuese un verdadero Plan: un conjunto de actuaciones destinadas a conseguir un fin determinado. Para ello debería tener un análisis previo, prever un horizonte temporal determinado y el fin perseguido debe tener las métricas aporpiadas para saber si se puede alcanzar o no. Por ejemplo, “Tengo un plan para ligarme a esa chica” implica que voy a hacer una serie de cosas y que sabré si he conseguido el objetivo de mi plan cuando consiga llevármela al huerto.

Del Plan AvanzaDos lo más interesante, ya que todavía no tiene página WEB propia, lo podemos sacar de la presentación de apoyo a la ponencia del CATSI de diciembre pasado, que publica la AUI. Esta ponencia analiza en primer lugar los resultados del Plan Avanza, las carencias y oportunidades de mejora, y las propuestas del nuevo AvanzaDos. El CATSI, como sabemos, es el Consejo Asesor de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, y tiene una representación de las Administraciones, la Industria, y otros agentes sociales, como las Asociaciones de Usuarios y Sindicatos.

Dice acertadamente esta ponencia que una de las virtudes del Plan Avanza es que se mantiene en constante evolución. Eso es cierto, y sería aún mejor si esa evolución estuviese apoyada en un ciclo de análisis y mejora paralelo al que permitió el diseño original del plan, entonces Plan de Convergencia, en el que intervino un conjunto de agentes claves en el análisis del problema y en la propuesta de soluciones.

Los otros aciertos que veo en el Plan Avanza son una dotación económica seria y la creación y fomento de una “imagen de marca” que aporta credibilidad y difusión las actuaciones que se realizan con el márchamo de Plan Avanza.

Con respecto al Plan AvanzaDos, en 2009 tendrá una dotación de 1.516 millones de euros, en niveles algo inferiores a 2007. Esto es normal, pues sería dificil mantener crecimento presupuestario en estos momentos de crisis.

Las prioridades de AvanzaDos son: Desarrollo de la industria TIC, Contenidos y Servicios Digitales, Capacitación, Infraestructuras y Confianza, Seguridad y Accesibilidad. Se puede observar que las prioridades enfocadas a las PYME y a los Ciudadanos han perdido peso respecto a “Avanza 1.0”, aumentando aquellas destinadas a la industria TIC y de contenidos.

Vemos que tienen cierto paralelismo y algunas importantes diferencias con las del CTO de la Administración Obama: expansión de la penetración de la banda ancha, potenciación de la educación en ciencia y tecnología, informatización de la sanidad,  reforma del sistema de patentes, y e-government. Me da la sensación de ver en estas prioridades más reforzada la orientación al ciudadano que en las de AvanzaDos.

Hay otros detalles que parece que se van a perder en AvanzaDos. Por ejemplo, el horizonte temporal se amplía hasta 2012, perdiendo la alineación con la iniciativa europea  i2010. Siempre he creido que los programas europeos tienen un gran efecto tractor y de coordinación entre los paises, y la alineación con ellos es beneficiosa en ambos sentidos.

En fin, para concluir y enlazar con el título de éste artículo, tanto el Plan€ como el Plan AvanzaDos me parecen planes con filosofía 1.0. El acertado análisis de Andrés Nin pone en contexto estos planes con la ola Obama que llega cargada de renovación, de cambio y de participación ciudadana. La esperanza que tenemos es que el “efecto Obama” llegue también a nuestro país, como muy bien describe Enrique Dans, y permíteme Enrique que te cite, es:

“…una apuesta fuerte por potenciar la interacción entre sector público y privado, por las infraestructuras, y por una nueva forma de hacer política, completamente en contacto con los ciudadanos mediante el mismo tipo de herramientas de la Web 2.0 que ya fueron utilizadas extensivamente durante la campaña.”

Categorías
Economía Servicio Público

Algunas ideas básicas sobre subvenciones

Llevo ya tres años ocupándome de la gestión de varios programas de subvenciones públicas, dentro del Plan Avanza. De lo poco o lo mucho que he aprendido en este tiempo, me ha parecido interesante elaborar una pequeña presentación sobre conceptos básicos de subvenciones, que he publicado en SlideShare, y ahora os ofrezco en éste Blog.

Además he publicado también la presentación de las preguntas frecuentes de la Convocatoria 2008 de AETELSI (Acción Estratégica de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información). En realidad está ya obsoleta pues la mayoría de su contenido sólo era aplicable en las fases de tramitación de las ayudas de éste año, ya prácticamente finalizadas, pero creo que es interesante como referencia y contraste con la anterior.

Aquí la ofrezco también:

Categorías
Administración Electrónica Economía

La utilidad de los 8.000 millones para los Ayuntamientos

ladrillo1En los comentarios al interesante post de Rosa Cobos “La crisis y la ley 11/2007“, decía yo que probablemente parte de los 8.000 millones que acaba de destinar el gobierno a financiar obras en los ayuntamientos serán detraidos de otras inversiones de mayor carácter tecnológico, concretamente de las necesarias para poner en marcha la Ley 11/2007. Dicho esto, y tras una lectura detenida del Real Decreto Ley por el que se aprueba el denominado Fondo Estatal de Inversión Local, me han llamado la atención algunas cuestiones peculiares:

  • Aunque en ningún punto del Decreto Ley se cita la palabra subvención, para mí es obvio que se trata de subvenciones. Según la Ley General de Subvenciones son subvenciones las entregas dinerarias para la consecución de un determinado proyecto de interés público, incluso entre administraciones, excepto para la financiación global de la actividad de cada ayuntamiento, que obviamente no es el caso, pues se trata de proyectos no cubiertos ya en el presupuesto de la entidad para 2009.
  • Al no aplicarse la Ley, quedan en suspenso muchas cuestiones. Por ejemplo, ¿qué pasa si no hay dinero para todas las solicitudes?. Aparentemente, se dará dinero hasta que se acabe. Al no existir proceso alguno de valoración, el criterio será “el que vaya atrás que arree“, o sea, dar el dinero según lo vayan pidiendo hasta que se agote. Este procedimiento es justamente el contrario al exigido por la LGS en la definición del los procesos selectivos por “concurrencia competitiva”
  • De igual modo, no se sabe muy bien si una determinada solicitud cumple o no los requisitos ni tamopoco se prevén mecanismos de subsanación o alegación. La aprobación o no de una solicitud queda en mano de las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno, sin criterio objetivo alguno y de forma totalmente opaca, que deja mano libre para aplicar cualquier discreccionalidad que se les antoje.

Dicho esto, permanece la cuestión de fondo, que es la siguiente: tenemos una crisis económica que se ha producido, principalmente, por un desequilibrio entre las necesidaes reales de crecimiento inmobiliario y la presión especulativa en éste sector. En otras palabras, por destinar el dinero al sitio donde no era necesario ni producía beneficios a largo plazo. Entonces el gobierno, en lugar de replantearse si el dinero está mejor destinado al ladrillo o a sectores potenciadores de futuro como pueden ser la I+D y la tecnología, va y abunda más aún en la financiación de unas obras que, ni estaban previstas, ni se pueden diseñar bien y con tiempo suficiente, lo cual hará que el destino final de ese dinero sea de dudosa utilidad pública.

Aunque quizás, como se dice en las tertulias, se trata únicamente de que esos albañiles que estarían cobrando el paro, se dediquen en su lugar a hacer algo útil.  Un parche más. Pan para hoy y hambre para mañana.

Por cierto, justamente hoy se abre en el MAP la aplicación Metrópolis 1.0 para la tramitación de las solicitudes.  Se requiere un certificado digital reconocido por cualquiera de las entidades oficiales de certificación nacionales, o del DNI electrónico, para poder acceder a la misma.

Aunque he intentado entrar, después de instalar varios componentes y aceptar varios avisos de seguridad “confiando en un editor desconocido” finalmente no lo he conseguido. Me da éste error:

error-metropolis

Categorías
Economía Gobernanza Innovación

I+D+I: ¿de qué estamos hablando?

2001“De nuevo ha llegado la hora de echar un vistazo a una empresa iniciada hace más de treinta años, antes de que toda una serie de descubrimientos científicos y revoluciones tecnológicas cambiaran nuestro mundo hasta situarlo casi más allá de todo reconocimiento. Cuando empecé a escribir 2001, una odisea espacial (en una máquina de escribir, ¿han visto ustedes alguna últimamente?)…”

Arthur C. Clarke, en el prólogo de 2010: Odisea Dos.

Sir Arthur, en una simple frase, acierta a describir los elementos esenciales y las consecuencias de lo que damos en llamar “Investigación, Desarrollo e Innovación”, y que sin embargo tanta confusión ofrece a nuestros gobernantes en el momento actual. Al menos, y como sucede con otros potenciadores sociales, como la educación o el sistema electoral, parece que todo el mundo cree que hay que hacer algo, pero nadie sabe exactamente qué.

Para empezar, tenemos el nuevo Plan Nacional de I+D+I 2008-2011, (descargar) que desde luego se parece bastante poco al anterior, con un enfoque netamente distinto, tratando “...de superar un modelo de Plan Nacional [2004-2007] basado en áreas temáticas (útil en los años anteriores) para pasar a un modelo de Plan construido a partir de la definición de los instrumentos, donde éstos son la respuesta de las Administraciones Públicas a los objetivos estratégicos y operativos fijados en la Estrategia Nacional de Ciencia y Tecnología (ENCYT).

No cabe duda de que, aparte de este origen, este plan ha debido beber de fuentes como el VII Programa Marco Europeo de Investigación, y del nuevo Programa Marco para la Competividad y la Innovación (CIP).

Esta pretendida orientación horizontal no parece haber impedido al nuevo PN I+D+I reservar espacio para cinco Acciones Estratégicas verticales:

  1. Salud
  2. Biotecnología
  3. Energía y cambio climático
  4. Telecomunicaciones y Sociedad de la Información
  5. Nanociencia y Nanotecnología, Nuevos Materiales y Nuevos Procesos Industriales

Y ¿ya está?, ¿problema resuelto?. Entonces, ¿a qué viene la nota de prensa de Europa Press de ayer: La Agencia de Evaluación propone más coordinación entre el plan de I+D+i e Ingenio 2010 para reducir la brecha tecnológica?. Curiosamente, la base de esta información parece ser un informe de la AEVAL datado en Noviembre de 2007: E01/2007. Evaluación 2007 del Programa Nacional de Reformas de España. 1. Conclusiones y recomendaciones principales.español. En esta nota se señalan claramente algunos puntos claves:

  • Reforzar las estructuras de Gobierno en el seno de la Administración General del Estado (AGE) con el fin de lograr la implementación del nuevo plan nacional.
  • Garantizar la continuidad y reforzar la dependencia jerárquica del Comité de Apoyo y Seguimiento (CAS), adscrito a la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología (CICYT).
  • Contar con la “plena implicación” de los órganos asesores de la CICYT responsables de la coordinación con las Comunidades Autónomas (Consejo General), así como con la participación de la comunidad científica, agentes sociales y administración (Consejo Asesor).
  • Reforzar la “autonomía y autoridad” del Sistema Integral de Seguimiento y Evaluación (SISE), una de las “piezas maestras” de la estrategia, con el fin de facilitar su labor de “centralización”.
  • Crear la Agencia Estatal de Evaluación, Financiación y Prospectiva [de I+D+I]
  • Reformar la Ley de la Ciencia para diseñar una carrera investigadora “coherente” para todos los organismos de investigación. De esta manera, serían capaces de atraer y retener a los “mejores” científicos y presentar a los jóvenes una perspectiva de carrera “atractiva”.
  • Reforzar los mecanismos de cooperación entre la política de I+D+i y otras políticas sectoriales. En particular, su contribución a los objetivos de la Estrategia Española de Desarrollo Sostenible.

Podemos recordar ahora algunas de las propuestas del PSOE en su programa electoral relacionadas con la I+D+I, y que yo comentaba en este mismo blog en el post de Montaña Merchán “A apretarse el cinturón“:

Las nuevas propuestas del programa electoral del PSOE son variadas: la Oficina de la I+D+i podría estar de nuevo en esa línea, pero con un enfoque más instrumental (”diseño, evaluación y coordinación de la Política de I+D+i”). También aparece la “Agencia Española de Financiación de la Investigación” para “financiar proyectos de investigación básica y aplicada con criterios de excelencia científica” ¿CSIC bis?. Por si fuera poco, una nueva “Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación” .

Tiene toda la pinta de que esta nota de prensa es un claro aviso a navegantes de próximos movimientos relacionados con el nuevo gobierno que nos caerá en el mes de abril, y del reparto que tendrá lugar, así como de la insistida “Agencia de la I+D+I” aunque no queda claro cual sería su dependencia ni su incardinación con otros implicados como por ejemplo el CSIC.

A mi la verdad es que me gustaría que al final todos estos movimientos se realicen sin perder de vista que la Investigación Científica y el Desarrollo e Innovación Tecnológica deben mejorar la vida de nuestros ciudadanos y la productividad de las empresas, llevando a, según la expresión de Sir Arthur, la transformación del mundo en que vivimos. Ya que, al igual que Montaña, en su post “Innovación“, estamos demasiado acostumbrados a ver como a pesar de tener muy cosas buenas en casa, acabamos desconfiando de lo propio y buscando la tecnología y las soluciones fuera, como el análisis del propio PN I+D+I 2008-2011 muestra: como contraste al continuo incremento del esfuerzo presupuestario público en I+D, que se multiplica por cinco en los últimos diez años, la balanza del comercio exterior de productos de alta tecnología ha visto multiplicado por tres el saldo desfavorable a nuestro país en ese mismo periodo (*).

(*) El periodo de balanza comercial exterior que muestra el análisis del PN I+D+I corresponde a 1996-2005.