Skip to content

Nubes sobre la eAdministración

Jueves, 8 julio, 2010

¿Porqué nos gusta el fútbol?. Nos gusta porque nos emocionamos con él. Porque cuando nuestro equipo gana, nos alegramos. Porque cuando pierde, sufrimos. Nos gusta porque nos encanta ver el salto de Puyol con la melena rizada al viento sobre los alemanes y con todo el ímpetu golpea al balón hasta el fondo de la red. Nos gusta porque en ese momento, todos somos Puyol.

En Octubre de 2009, en el artículo El cloud computing y el exceso de funcionarios en España, se abría un “melón” sobre la posibilidad de racionalizar la aplicación de la tecnología en las Administraciones, usando para ello la nueva ola de tecnologías, o más bien diríamos servicios tecnológicos, basados en “la nube”. En los comentarios al artículo, se palpa una contradicción, entre lo que por un lado es el apoyo a la aplicación de un enfoque revolucionario y modificador, pero con un enorme miedo al fracaso, basado en la experiencia previa de la resistencia al cambio de las Administraciones, y, porqué no decirlo, de un modelo de estado bastante descentralizado que dificulta mucho la adopción de iniciativas comunes que permitan la optimización de recursos.

Desde entonces el tema ha cobrado progresivamente vigencia. En el reciente artículo Community cloud, Montaña Merchán dice:

En 2006 ASTIC realizó el informe visión 2010 en la que, entre otras cosas se recogia la idea de la Agencia de Infraestructuras de la AGE (ATICA).  Esta propuesta cristalizaba una serie de reflexionas acerca de cómo consolidar servicios llamados a ser commodities (red de comunicaciones, correo,…) que son fundamentales para la AE pero no son estrictamente el negocio del organismo. Nos encontramos en un momento clave para el lanzamiento de esta propuesta: un entorno económico restrictivo, un entorno tecnológico que abre posibilidades y un entorno directivo permeable a la inicitiva.

Los ejemplos que cinta Monty en el artículo están en su mayor parte implantados en la actual Red SARA. Pero no olvidemos que la Red Sara se apoya en el antecesora Intranet Administrativa. Esta red se definió en unos grupos de trabajo coordinados en el MAP a finales de los 90. A su vez, la IA estaba basada a su vez en la Red RICO (Red Integrada de Comunicaciones Oficiales) una red promovida a principios de los 90 por la Secretaría General de Telecomunicaciones, que consistía en enlaces físicos que unían los diversos ministerios, y que era mantenida por Correos.

Así, vemos que las iniciativas de integración tecnológica entre los diversos órganos administrativos vienen de lejos. Sin embargo, y en mi honesta opinión, la mayoría de estas iniciativas hasta la fecha los podemos considerar como semi-éxitos cuando no directamente de fracasos. Así por ejemplo siempre me pareció que la Intranet Administrativa partía de un principio equivocado, que era el montar una red paralela “por detrás” de los Ministerios y organismos, lo cual creaba, y sigue creando, dificultades operativas importantes, duplicidades y costes que se hubiesen resuelto estupendamente si en lugar de una Intranet Administrativa se hubiese montado una Extranet Administrativa, la cual, dado el estado de la técnica era perfectamente posible cuando se puso en marcha.

Un excelente ejemplo de que partir de una situación anterior y arrastrar el lastre que supone puede viciar la iniciativa y malograr gran parte de sus posibilidades.

Con posterioridad, la Red SARA pretendió subir un escalón más y convertirse en una red de servicios intra-administrativos. Un esfuerzo admirable, con algunos ejemplos demostradores positivos, pero que en mi opinión no dejan de ser meros experimentos que demuestran la viabilidad tecnológica, pero siguen careciendo de un auténtico modelo de negocio aplicable en la Administración. El modelo que, como saben los lectores de éste blog, creo adecuado para llevar a cabo esta propuesta, pasa por la creación de un Organismo especializado, la famosa Agencia TIC.

En esas estábamos cuando llegó la crisis.

La industria lo tiene claro: la solución para la optimización del gasto TI en la Administración es crear una “Nube Administrativa”, aunque, en opinión de Dave Girouard, Presidente de la División de Empresa de Google, “Parte de la incertidumbre de la Administración acerca de la Nube refleja las mismas reservas que muestran las empresas. Para para los encargados acostumbrados a mantener sus propios centros de datos, hay miedo de almacenar datos sensibles en manos de terceros“.

Entretanto las Administraciones se deciden sobre si se atreven a entrar o no en el modelo de Cloud Computing, el artíclo de Andrea di Maio aclara algunos importantes aspectos sobre lo que implica para la Administración construir su nube:

  • Gestionarlo como un negocio. Debe funcionar bien y debe demostrarse su rentabilidad (incluso aunque el beneficio revierta a la propia Administración). En caso contrario, las presiones en contra provenientes de la industria pueden ser muy fuertes, pues lo verán como una competencia directa.
  • El uso de la nube administrativa debe ser obligatorio. Es necesario obligar su uso a las administraciones, pues, sobre todo al principio, puede no ser competitivo con las ofertas de mercado.
  • Consolidarlo al nivel más general. Es importante evitar que cada Ministerio u Organismo cree su propia nube. Hay que diseñar una estrategia de consolidación de CPDs que anteceda o complemente las estrategia de la Nube Administrativa.

Sobre estos principios, DiMaio aporta algunas reflexiones:

  • Lo más importante es que el enfoque esté centrado en el usuario y no en el proveedor (ya vimos que esta era la principal crítica que yo hacía a la Intranet Administrativa)
  • Tiene sentido fomentar el uso de los activos existentes, pero no hasta el punto de hacer ineficientes las operaciones de TI (otro de  los fallos de la IA).
  • Está bien gestionarlo como negocio, pero no hasta el punto de olvidar que la Administración se centra en el valor público.
  • Consolidar es buena idea, siempre que la visión de la nube sea mixta, combinando los servicios internos y externos de forma que se maximice el valor público.

No puedo por menos que suscribir estas consideraciones. En efecto, las tres propuestas principales parecen hechas a la medida para ser depositadas en manos de una Agencia. Aunque hay un gran obstáculo, ya que la creación agencias ha sido congelada por el RD 8/2010. De modo que si no podemos crear una nueva agencia, ¿porqué no pensamos en reutilizar lo que tenemos?. Aunque el modelo no es el ideal, quizás sea posible recuperar la vieja idea de instrumentar en torno a Red.es la creación de los servicios horizontales comunes, virtualizándolos si queremos, y ofreciéndolos a todas las Administraciones. Para ello sería necesario, obviamente, que con carácter previo los Ministerios de Industria y Presidencia hablasen y acordasen al menos una linea de trabajo en ésta dirección.

Y, todo éste rollo, ¿qué tiene que ver con el fútbol?

Pues, para mí, simplemente una reflexión: a menudo nos enfrentamos a problemas diarios que se repiten una y otra vez, con lo que nos acabamos desanimando, y nos llegamos a convencer de que las cosas son así, que siempre han sido así y que siempre lo serán. Tras una serie de deseos frustrados y de fracasos, terminamos por perder la esperanza. Pero lo que está pasando con la selección tiene muchas lecturas, relacionadas con la unidad frente a un objetivo común, así como el hecho de que, tarde o temprano, si ponemos suficiente empeño, podremos lograr cualquier objetivo que nos propongamos.

De este modo, estoy convencido de que la Agencia TIC (al igual que otras medidas transformadoras de la Administración) tarde o temprano acabará por llegar, aunque tenga que ser disfrazada de Ente Público Empresarial, siempre y cuando aceptemos pulpo como animal de compañía.

Vamos, #ESP, a por la Copa del Mundo!!!

12 comentarios leave one →
  1. Fernando Muñoz permalink
    Jueves, 8 julio, 2010 11:46 pm

    Hola, Félix!!

    Primero decirte que me ha gustado la metáfora que has empleado entre la selección española de fútbol y la AGE.

    Por otro lado, si no te importa, quisiera que me aclarases esta afirmación tuya: “Así por ejemplo siempre me pareció que la Intranet Administrativa partía de un principio equivocado, que era el montar una red paralela “por detrás” de los Ministerios y organismos, lo cual creaba, y sigue creando, dificultades operativas importantes, duplicidades y costes que se hubiesen resuelto estupendamente si en lugar de una Intranet Administrativa se hubiese montado una Extranet Administrativa, la cual, dado el estado de la técnica era perfectamente posible cuando se puso en marcha.”

    ¿SARA tiene dificultades operativas? ¿genera duplicidades? ¿genera costes más altos que otras soluciones? ¿Podrías ponerme un ejemplo de cada?.

    Por otro lado, no entiendo muy bien a qué te refieres con una “Extranet Administrativa”. ¿Te refieres a utilizar Internet como infraestructura de conexión?.

    Quizá mis preguntas sean estúpidas para los que estáis dentro de la Administración, pero llevo más de un año estudiando para entrar y todos estos temas me son desconocidos, y sinceramente, todo lo que me puedas contar y aclarar seguro me ayudará un montón.

    Un saludo, Fernando.

  2. Viernes, 9 julio, 2010 8:25 am

    Encantado de contestarte, Fernando.

    La IA es una red tipo intranet de la clase 10 (10.*.*.*) que parte del principio de que todos los Ministerios se conectan a ella, cada uno con un direccionamiento asignado por el Plan de Direccionamiento del CSAE.

    Normalmente todos los Ministerios ya tienen una conexión a Internet, independiente de la IA, con un direccionamiento público y con un mecanismo de acceso vía NAT, que es lo habitual en las grandes organizaciones.

    La implantación de la IA requiere pues establecer un nuevo acceso en cada centro, y configurar las tablas de enrutamiento apropiadas. Esta es la parte fácil.

    También requiere una reconfiguración del DNS, del tipo “split brain”. Esto quiere decir que, para que alguien conectado a la IA alcance otro sitio de la IA debe tener una entrada DNS específica, que será distinta de la que le ofrece el servidor DNS normal de internet.

    Esto produce que cuando se pone en marcha un sitio web nuevo sea preciso darlo de alta en los dos DNS con el mismo nombre pero con direcciones distintas. Si se olvida una de ellas (normalmente la de la IA) el sitio web se puede alcanzar desde todo el mundo EXCEPTO desde la propia IA. Esto no es un suceso tan raro, a mí ya me ha sucedido más de una vez.

    Otro problema surge de que la conexión a la IA (y el direccionamiento asignado) sólo se permite a los Ministerios. Los Organismos dependientes DEBEN conectarse a través del Ministerio del que dependen y usar un subconjunto de direcciones de la clase 10. asignado a ése Ministerio. Así, cuando cambia la dependencia de un Organismo respecto a su Ministerio, resulta que hay que cambiar todas las direcciones IP asignadas a ese organismo. Una locura!!.

    Además, por ejemplo en la OEPM se nos han agotado las direcciones de la subclase B que nos asignó Industria, por lo que hemos tenido que usar rangos de direccionamiento fuera de la clase 10. y por lo tanto todos esos equipos están, en la práctica, desconectados de la IA.

    Aunque hay más consideraciones, el efecto es que, donde un organismo bastaría con que tuviese una única conexión a Internet, ahora tiene que tener dos, y encima gestionar los conflictos entre ellas. Doble necesidad de recursos, doble trabajo.

    En cambio, si la IA fuese una EA (Extranet Administrativa), bastaría con una única conexión. Un único DNS. Cada organismo gestionaría su propio direccionamiento privado, con independencia de los demás. Ningún cambio que hacer si se reorganizan los Ministerios (cosa que sucede cada legislatura). Si se desea, los servicios privados de la Administración serían perfectamente accesibles por medio de una VPN al efecto. Incluso, para los más pobres, la EA podría ofrecer el acceso a Internet a través de ella, de modo que en realidad sería un ahorro para ese organismo.

    Bueno en un comentario no voy a escribir un tratado sobre la IA, pero espero haber aclarado algo algunos de los aspectos en los que creo hay un error de concepción de la misma.

  3. Viernes, 9 julio, 2010 8:27 am

    Yo distinguiría tres cosas que a menudo confundimos y mezclamos: el cloud comuputing el community cloud y los centros de servicios compartidos.
    No está claro que el cloud sea beneficioso depende de qué nubelices y qué necesites (los servicios complejos o los con grandesnumeros no sale rentable). Otroproblema es la soberania de los datos ¿qué legislación se aplica en un centro de Singapur?

    El community cloud es un término de marketing para llamar de otra manera a algo no nuevo y que muchas entidades firnacieras ya están aplicando.

    Los centros compartidos es la era primaria … por la que ya han pasado algunas corporaciones pero que en la Administración cuesta. Culauier inicitiva de consolidación (ya sea en la AGE o solo en un MInisterio) hay sido bombardeada por los numerosos silos y una corta visión del futuro.
    El football es deporte ya ahí hay que dejarlo., pero ya que has hecho el simil te diré que algo importante de la selección es que es un equipo, con figuras que apoyan (no van a destacar ellas solas), con tiki taka, con un mister con un objetivo, un método y una ambición (no propia).

    • Viernes, 9 julio, 2010 8:43 am

      Sí, ya dije que “lo que está pasando con la selección tiene muchas lecturas, relacionadas con la unidad frente a un objetivo común”.

      No creo, como dicen algunos, que la victoria de la selección mejore nuestro déficit público, a menos que saquemos y apliquemos las lecciones apropiadas (en cuanto a lo cual soy bastante escéptico).

      En efecto, lo que nubelices, o no, depende de qué ganes con ello, o no.

      Pero al menos toda la información pública (sitios WEB públicos, servicios de acceso a RAW DATA, etc.) es nubelizable (vaya verbo que has inventado!).

      En cuanto a la consolidación de infraestructuras, como el resto de iniciativas comunes, sólo hay un enfoque posible: crea un organismo o ente o lo que sea para ello, dale medios y competencias, y déjale hacer su trabajo.

    • Andres Nin Pérez permalink
      Viernes, 9 julio, 2010 5:10 pm

      Lo de Singapur es sencillo de resolver. Basta poner una clausula para que por mucha cloud que haya los equipos estén en terriorio patrio. Eso ha sido lo que ha hecho Kundra para su RFP de Cloud Computing, decir que los equipos han de estar en CONUSA. Tampoco hay que complicarse la vida.

      • Lunes, 12 julio, 2010 1:08 am

        Efectivamente Andrés no todo el mundo sabe que Kundra ha exigido equipos en EEUU para el servicio de correo y no todo el mundo sabe que no todas las aplicaciones son idoneas para el cloud. Pero es más fácil esa exigencia cuando la mayoria de las empresas son americanas.
        Japón por ejemplo ha planteado un cloud privado gestionado por la administración y Uk va por el mismo camino.

  4. Viernes, 9 julio, 2010 8:38 am

    Le di al botón antes de acabar el comentario.
    Lo cual quiere decir que el la administración se necesitaria: el ambiente de equipo que se va consiguiendo de a poco pero todavia vamos por libres, duplicando esfuerzos, las figuras las tenemos y en varias áreas, con el tiki taka no me refiero a los bandazos en la estrategia, el tiki taka es en si misma una estrategia a medio plazo planteada para mover el balón marear al contrarioy entrar en el momento que se encuentre la ocasion y finalmente el mister ¿hay un el mister hay un CIO de la AGE? No. Existe un CFO pero no exite un CIO a nivel AGE en el sentido de Vivek KUNDRA.

    • Viernes, 9 julio, 2010 8:59 am

      Completamente de acuerdo, Montaña.

      Por cierto, era el PIB, no el Déficit Público, lo que decían que iba a mejorar con la victoria de la selección.

      Según esa lógica, si pierde, el PIB debería empeorar, ¿no?.

      Una nueva versión del “efecto mariposa”, excelentemente remasterizado por el pulpo.

      Hace poco leí en twitter un dicho “confiamos demasiado en la suerte en los juegos de azar y demasiado poco en la vida normal”, pero como dice Alex Rovira, “La suerte no dura demasiado tiempo porque no depende de tí. La buena suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre”.

  5. Andres Nin Pérez permalink
    Viernes, 9 julio, 2010 5:24 pm

    Tengo yo también a medio escribir por ahi algo inspirado en la entrada de Di Maio. Me parece y simple y reveladora de parte de los problemas de este tipo de iniciativas. A ver si la acabo un mes de estos.

    Creo que las iniciativas de servicios compartidos tienen un problema de base: a todo el mundo le parece bien mientras que lo que se comparta sea lo suyo y el siga siendo el que controla el servicio. Parece mentira siendo un escenario tan razonable lo que nos cuesta avanzar hacia el mismo. No nos damos cuenta que al final se impondrá como menos nos gusta e interesa: Por Decreto-Ley.

    Los escenarios que planteais, llamese Agencia o Empresa Pública son sinónimos de lo que menos nos interesa, tanto en calidad de ciudadanos como en calidad de funcionarios. Un ente altamente politizado en sus capas superiores-intermedias donde el interés general se subyuga a intereses oscuros que van rotando de legislataura en legislatura. Personalmente, es un escenario que me da pánico, pero al que creo que estamos abocados salvo que empecemos a olvidarnos del web vanity y los corralitos.

    En fin, que lo razonable provoca ejercicios intelectuales que llaman a la melancolía.

Trackbacks

  1. Tweets that mention Nubes sobre la eAdministración « eFuncionario -- Topsy.com
  2. Bitacoras.com
  3. 10 temas clave en 2010 « eFuncionario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: