Categorías
Administración Electrónica Funcionario

Administración 1.0

Este año no he escrito nada para el TecniMAP. A decir verdad, mi trabajo actual me situa más dentro del lado de los consumidores que de los productores de la e-Administración. También me ha faltado tiempo material que no he podido rescatar de mis ocupaciones profesionales. No obstante, sí tenía pensadas algunas ideas, que aprovechando la red social, voy a intentar condensar y aportar al evento desde esta tribuna.

Como lo que pienso contar es un poco largo para encajarlo en un solo post, escribiré tres, denominados Administración 1.0, Administración 1.5 y Administración 2.0, reflejando el pasado, presente y futuro de la e-Administración, siempre obviamente desde mi óptica y experiencia personal.

Ingresé en la Administración en 1993. Entre los años 1994 y 1995 mi trabajo fué reemplazar las redes locales del Ministerio, basadas en ARCNET, por redes ETHERNET, a 10 Mbps, y troncal FDDI. Lo más novedoso y perdurable del proyecto fueron los sistemas de cableado estructurado, par trenzado categoría 5, que probablemente aún subsisten, y el sistema de direccionamiento TCP/IP, con los rangos de direcciones de la clase 10.10.*.* asignados por el MAP. Todo ello sentó las bases de los ulteriores sistemas que, combinando Windows NT y UNIX dieron cobertura a los sistemas y aplicaciones corporativas.

Como curiosidad, uno de los primeros escollos fué desmantelar el ordenador personal más grande del Ministerio: un UNIVAC que ocupaba todo el CPD, y que de hecho ya sólo tenía una única aplicación y un único usuario. El desmantelamiento se culminó con éxito, dejando sitio para todo lo que iba a venir a continuación.

La red del MinisterioEran los tiempos de Downsizing, del Cliente-Servidor, de los Sistemas Abiertos. Internet era algo de pocos, principalmente universidades, y los pocos ciudadanos que accedíamos era siempre por modem y RTC.

La informática, incluso en los sitios más avanzados como el nuestro, era siempre interna, con frecuencia fragmentada, y aparte de la nómina y alguna base de datos corporativa (y los inefables DBASE), todo se hacía obviamente en papel. El PC era el rey, aunque escasamente más que reemplazando a la máquina de escribir y a la calculadora. Podríamos decir que era la e-Administración beta 0.1.

En 1996 sucedieron dos hechos muy importantes, aunque de diferente signo: El Ministerio se conectó a internet, con su primera página WEB y su primer correo electrónico corporativo, basado en Lotus Notes, pero por otro lado el cambio de gobierno determinó que nuestra Subdirección General de Tratamiento de la Información no merecía tal rango, y desapareció, siendo asumidas sus funciones por la Oficialía Mayor.

Compartir espacio con los fontaneros, los electricistas, y las señoras de la limpieza, no fué que digamos un idilio, y quedó claro que venía a reflejar dos circunstancias: por un lado nos aplicaron el estatus que, según algunos, correspondía a unos meros «proveedores de servicios», pero al mismo tiempo podria ser consecuencia de un creciente temor por la creciente dependencia e influencia de «los informáticos» en los asuntos de palacio, lo que pudo haber pesado en las decisiones que provocaron este retroceso.

Guia de Aplicaciones y ServiciosPoner en marcha Lotus Notes costó muchos esfuerzos, en especial su pasarela con X.400, lo que entonces era el troncal de correo corporativo de las Administraciones públicas, aunque liderado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Por contra, aprovechando las posibilidades que este entorno ofrecía, se desarrolló una aplicación de gestión de servicios interna, con interfaz basado en WEB y enlazada con el correo electrónico, que estuvo funcionando para todo el Ministerio hasta el año 2005. Al mismo tiempo las aplicaciones corporativas seguian creciendo, Oracle 7 era el rey, y ya se empezaba a hablar de la arquitectura de tres capas… aunque también mucho de los virus.

A finales de la década se levantó un notable revuelo por el temido «Efecto 2000«. Tuvo muchos efectos beneficiosos: el más visible, que se aprovechó para renovar todo el parque de equipos y de aplicaciones. También se desarrolló un Plan de Contingencias, probablemente el primero que se realizó en el Ministerio, al menos en el ámbito de los sistemas de información. Pero para mí el mayor de los efectos fué la toma de conciencia de que las TIC se habían convertido en un elemento crítico en las organizaciones, y particularmente en las Administraciones Públicas. Así que a finales del milenio seguramente nuestra e-Administración era ya versión 0.5… aunque seguía siendo beta.

El año 2000 sí que trajo sin embargo una revolución: nuevas elecciones y esta vez no se cargan la Subdirección de informática sino el Ministerio de Industria y Energía entero. ¡Larga vida al Ministerio de Ciencia y Tecnología!. Seguramente esta es la época más turbulenta que recuerdo. ¿Habeis vivido alguna fusión de grandes empresas u organizaciones?. En dos legislaturas consecutivas yo viví dos, ambas diferentes, y os aseguro que no es divertido. Además, hay que dedicar tantos esfuerzos que durante dos años casi no haces otra cosa que reorganizar servicios y gente. Tiempo perdido para modernizar la Administración.

Aún a pesar de ello se hicieron muchas cosas. Se consolidaron los servicios corporativos de todo tipo. Se implantó el Directorio Activo. Se hizo una migración de datos masiva hacia los sistemas especializados (SAN). Se empezaron a desarrollar aplicaciones de firma electrónica. Se empezaron a usar Portales para organizar la publicación en la WEB. Y lo más importante, ya se pusieron en marcha los primeros sistemas interactivos de tramitación en línea, aplicados a las ayudas de Proyectos de I+D.

MinisteriosSalir a la calle con sistemas interactivos fué mucho más dificil de lo que habíamos calculado, y nos pegamos algunos fuertes batacazos. De repente, el controlado mundo de la intranet ya no era aplicable. Servidores en cluster, balanceadores, máquinas virtuales java, y teléfonos hirvientes, domingos hasta la madrugada rezando para que el sistema no se cayese … sin éxito. Aprendimos duramente conceptos como pruebas de carga y calidad de servicio. No sólo los funcionarios, sino las empresas que se embarcaron con nosotros en la aventura. De todos modos al final de todo ello habíamos llegado a la e-Administración 0.9 … aún beta.

En 2004 nuevas elecciones y nuevo Ministerio… de Industria que resurge de sus cenizas, aunque transformado, y acompañado por Turismo y Comercio. Vaya, casi reconstruyen el antiguo MICYT, aunque con el orden cambiado. Vuelta a empezar, cambiar todo, unos que vienen, otros que se van. No voy a hablar de tecnologías aquí, pero sí de los compañeros que empezamos el viaje en la Industria del 1993. En esta última vuelta de tuerca la fuerza centrífuga ha sido ya demasiado fuerte y ha terminado por dispersarnos a todos: algunos en MUFACE, otros en el CSIC, otros en el Ayuntamiento de Madrid, otros en Economía y Hacienda, … otros en Sociedad de la Información.

Bueno, ya no me cabe duda de que en estos últimos años el Ministerio sí que ha alcanzado la e-Administración 1.0, y se dirije raudo hacia la 2.0, pero… esa es otra historia.

Categorías
Sociedad de la Información

Conducting international meetings

Portugal 2007Viernes por la mañana. Llamada de José Feu: ¿Félix, estás en Lisboa?. Sabes que Dana no puede venir, ¿te importa coordinar tú el panel «Transnational Cooperation in eBusiness Initiatives» en la conferencia «ICT Uptake for SMEs Competitiveness«?. No, ningún problema.

Problema, ninguno. Salvo por que nunca he coordinado un panel, y menos en inglés y fuera de España. Adiós a mi tranquila conferencia de oyente en una ciudad maravillosa, Lisboa.

Así que acudo a gurú Google, buscando «how to be a moderator» y en diez minutos consigo más o menos lo que busco. Varios artículos, entre ellos How To Be a Great Moderator de Guy Kawasaki, y otro que me parece aún mejor, 10 Rules for Being a Great Panel Moderator BY PAUL KEDROSKY, del cual recomiendo también Ten Rules for Being a Good Conference Panelist. Así que bien alimentado y tranquilizado por los sabios consejos, esto es lo que finalmente hice y me salió casi bien:

  1. Contact with the panelists in advance. Make sure you know them and they know you. Write down his name, position, the name of the organization they belong, and any other thing they may want you to say to introduce them. May be some of them are delayed, so be prepared to change the order of speeches if necessary.
  2. Ask them what they need for their speech. If they have powerpoint presentation, copy it in advance to the computer with projector attached. Determine if it is necessary internet connection for live demostration.
  3. Learn the essential of each speech in order to prepare a brief summary. This summary can be used after the speech, good to remark some strong ideas of the presentation.
  4. Prepare some question to ask each speaker. It is good to establish this question together with the panelist. Must be easy to answer.
  5. Prepare a short introduction scheme. Mine was:
    • Hell, good morning, I am … (name and position)
    • I’m replacing Dana because …
    • This pannel is divided in two part, one before and one after lunch…
    • Explain the importance of Transnational Cooperation in eBusiness…
    • Present first speaker…
  6. Introduce each speaker (name, position, company or organization, name of the project or presentation) and give her/him the word
  7. Write down the time the speaker start, and calculate at what time would have finished. If necessary, five and/or two minutes before the scheduled ending time, send a warning.
  8. After the speaker finish, remark some interesting point of his speech.
  9. On the round for questions, you may start with the questions you prepared in advance, and after that give the floor to the audience.
  10. On finish, thanks the speakers, the audience, and the organization of the event.

La cooperación transnacional es una constante de las reuniones del eBSN, a las que acudo regularmente. En una Europa que busca su camino para no perder el tren de la Sociedad de la Información frente a sus competidores (USA y Asia), pero manteniendo la diversidad cultural y política actual, las iniciativas transnacionales son muy bienvenidas, aunque no exentas de dificultad.

Me pareció interesante que en el turno de preguntas Mr Marc Moreau, Head of Information Society and Security Unit, Directorate General for Enterprise, France, hizo notar que las iniciativas de cooperación internacional parecían más fáciles de hacer entre regiones que entre paises. Así por ejemplo, en uno de los casos expuestos, SYNEBIS, un proyecto de análisis (benchmarking) de iniciativas para la introducción de las TIC en las PYMES participaba Alemania, la República Checha, y por España la Comunidad Valenciana. En esa misma línea estaba el proyecto «Service Network to support SMEs» presentado por Confartigianato, de Italia, en la región de Venecia, aunque con colaboraciones de 45 organizaciones pertenecientes a diez paises.

Aproveché para hacer hincapié en una de mis preocupaciones que es cómo superar las barreras del idioma en los proyectos internacionales. Quizás en proyectos de alta tecnología se consensua el uso del inglés como idioma universal, pero cuando hablamos de PYMES parece necesario que el escalón de entrada se acerque un poco, poniendo las primeras pantallas en el idioma de cada cual.

Bueno, al final no sólo mantuve el tipo razonablemente bien, sino que la posición de moderador me permitió conocer mejor y establecer relaciones con los diversos ponentes, cosa que desde la posición de simple oyente me hubiese resultado mucho más dificil. Aunque el mérito hay que atribuirlo sobre todo a Iordana (Dana) Eleftheriadou, de la Comisión Europea, que fué quien preparó el panel con unos excelentes ponentes. Por todo ello y por el resto de cosas buenas que allí me pasaron sólo me queda decir: ¡Gracias Lisboa!.

Categorías
Funcionario

Susurro administrativo

Quien conoce bien la administración sabe esta es época de ajustes económicos, de apurar el presupuesto, de pasar y repasar las cifras, de ingeniar redirecciones económicas, de calcular fechas. La actividad administrativa se vuelve febril, se echan horas, dias, semanas, con sus fines de idem.

A más abundancia, se multiplican los eventos de todo tipo: SIMOS, congresos, TECNIMASES, muchos de ellos también impelidos por la necesidad de apurar el gasto, antes de la fecha fatídica del 31 de diciembre, que puede dejar a más de uno compuesto y sin presupuesto.

Así que, entre las obligaciones venidas y las sobrevenidas, escasamente me queda tiempo para leer y escribir blogueadamente, lo que quieras que no acaba resultando, no en un silencio, pues el que suscribe algo escribe, pero si en un quedo susurro administrativo.

Varios posts tengo pendientes, algunos de carácter más vivencial, y otros de mayor empaque técnico, que voy anotando en mi cuadernito entre viaje y viaje (ese cuadernito que no necesita pilas, no te obligan a apagar en los despegues y aterrizajes, y casi no pesa). Ya me gustaría ponerlos en bits, pero lleva su tiempo y su reflexión, y una mente despierta, no la que tengo a estas vaya horas.

De los diversos blogs que sigo, que sólo con herramientas de agregación como Google Reader puedo destilar algo, cobran especial importancia los titulares, y si el titular me llama, el primer párrafo. Escasamente llego más allá, pero los últimos días me llamaron algunos, que enlazo:

Y ya vale por hoy, si no no vais a creeros eso de que no tengo tiempo y es muy tarde y blablabla

Categorías
Sociedad de la Información web 2.0

Aprendiendo a exportar tecnología… en el SIMO

El SIMO está cambiando. Ya no es la feria de las maravillas tecnológicas de antaño. Mi primer recuerdo de un SIMO fueron unos increibles aparatos, con unas pantallas llenas de cifras rojo brillante, unas teclas con los números del cero al nueve, un punto, y las cuatro operaciones aritméticas básicas (todavía no tenían la raíz cuadrada, ese fué un invento posterior). Una de aquellas cacharras, comprada en SIMO, terminó algún tiempo después destripada y reconvertida en teclado de introducción de datos de mi proyecto fin de carrera, basado en un Z-80. Qué tiempos!.

Bueno pues, volviendo al tema, ahora el SIMO se ha transformado en una feria de ferias, en un monstruo de siete cabezas, donde confluyen y se realimentan los pabellones tradicionales (informática, media, movilidad,…) con eventos paralelos: FICOD, E-LIFE, Aprendiendo a Exportar Tecnología...

Además de esta feria de eventos, está cambiando el concepto de stand tradicional. Algunos lo han convertido en canchas de baloncesto, muchos en salas de conferencias, otros en… nada, salvo paredes vacías, eso sí con un rotulador para pintar en ellas, y cuatro pantallas sobre pedestales: espacio para interactuar, como en el espacio de WEB 2.0.

Justo en ese espacio me asaltaron dos gamberros 😉 que me convencieron para intervenir al día siguiente en la mesa de e-Government 2.0,… pero eso es otra historia que contaré en otro post.

Yo percibo que el foco está cambiando desde la tecnología hacia las personas. Redes sociales: el concepto de moda. Charlas. Discusiones, ponencias. Mesas. Blogs, Podcasts…

The Global Forum, developed inside of ICEX’s «Learning to Export Tecnhnology» event, was specially appealing to me. Starting with it’s english main language spoken by everybody on the scene. This is essential for people willing to export. On second place, the high level of speakers: James Wales, creator of Wikipedia, Soumitra Dutta and José Antonio Tazón, president of Amadeus IT Group. These experts were asken by Ana Patricia Botín and Antonio Garrigues, and conducted by David Kirkpatrick.

I liked specially Jose Antonio Tazón talk: Amadeus operations started on 1992, but in 2000 decided to throw away 200.000 lines of code and start over from scratch, based on open source software, because internet changed everything, in particular they noted and important change on the way the users interacted with the booking systems. He said an important sentence that I keep for reflection: «The key to success is to understand customer needs, not only today, but tomorrow». It can be applied equally to enterprise and to public organizations.

Antes de abandonar el SIMO me di una vuelta por el FICOD. Tres salas de conferencias, con sesiones paralelas. Cuando entré en la sala principal estaban hablando de «La industria de la música se reinventa con internet«. El debate, centrado en el modelo de negocio tradicional, y su viablilidad futura. La pregunta: «¿Qué creéis que pasará con el mundo del jazz o la música clásica?». Respuesta: «El Jazz o la música clásica ya hace tiempo que se adaptaron al modelo de internet, pues para estos músicos el principal beneficio no proviene de la venta de CD sino de las actuaciones en directo, y para los espectadores tiene mucho más valor la interpretación en vivo, que no van a conseguir grabada, pues cada interpretación es diferente».

Categorías
Sociedad de la Información

Domiñios.es

La prosa me viene escasa
para glosar este hecho.
En español me enseñaron,
por eso lo escribo en verso

En internet hay dominios,
hasta ahora solo ingleses.
Pero este día aplaudimos
el incluir también eñes

Tan grande como Montaña,
tan pequeño como niño,
todas nuestras palabras
en internet tienen sitio

Un tanto extraña la idea
se me hacía en un principio.
Empero, tiene su gracia,
me parece todo un guiño 😉

De aquesta forma reñimos
a los ánglicos tecnólogos.
Pa que aprendan a escribir
el castizo idioma, ¡coño!

Categorías
Administración Electrónica

El Trámite Electrónico

ExpedienteDefine Chica Gato, en su post «El trámite de Potemkin«, aquel que es electrónico en los puntos en que contacta con el ciudadano, pero manual en el resto del procedimiento, es decir, el que viaja por las procelosas aguas del interior de los Ministerios.

La ley 11/2007 (LAECSP), por su parte, cita de pasada y en un sólo párrafo el trámite electrónico, sin atreverse a definirlo en el glosario: «...utilizar …. el Documento Nacional de Identidad para cualquier trámite electrónico…«. Dedica sin embargo todo un título, el tercero, a la gestión electrónica de los procedimientos, incluyendo un artículo dedicado a la actuación administrativa automatizada. Curiosamente, esquiva aquí la equiparación con trámite o procedimiento, para acudir a un concepto nuevo, la actuación, quizás para evitar confrontaciones con la ley 30/92.

En esta misma Ley de Procedimiento Administrativo, el trámite viene a definirse implícitamente como la actuación administrativa unitaria o elemental que compone los procedimientos administrativos: «Artículo 74. Impulso. El procedimiento, sometido al criterio de celeridad, se impulsará de oficio en todos sus trámites

Creo yo que ya es hora de hablar del trámite electrónico como aquel trámite que utiliza en todo su recorrido sistemas y aplicaciones informáticas, sin necesidad del «paso a papel» y reconversión a electrónico que se realiza en muchos de los casos en que se anuncia la automatización de un procedimiento para el ciudadano. Podríamos, por extensión, hablar también del Procedimiento Electrónico, como aquel que es gestionado electrónicamente en su totalidad.

TrámiteDudo que exista el genuino trámite electrónico en la actualidad, completo, extremo a extremo, y funcionando. El caso más común que conozco es, retomando el esquema diseñado por Chica Gato, aquel en el que el procedimiento de gestión interno está apoyado en lo que llamaremos «La Aplicación».

Esta Aplicación es ese ser oscuro, indomable y hermético, que sólo puede ser controlado gracias a las habilidades y arrojo del informático.

La Aplicación adopta múltiples formas, siendo las más simples la hoja de cálculo o la base de datos local o compartida, y la más completa el sistema informático corporativo centralizado y controlado por la Subdirección General de Informática de turno.

El algunos casos, la Aplicación acaba siendo el eje central de todas las actuaciones, hasta el punto de que a la hora de gestionar los trámites se termina por demorarlos o distorsionarlos, pues «la aplicación no lo permite«, «la aplicación no está preparada«. A cambio, también se utiliza como excusa generalmente aceptada: «la aplicación no funciona hoy«, «lo siento, se ha producido un fallo en la aplicación«.

En el más puro estilo burrocrático, es conveniente tener siempre una aplicación o sistema informático a quien imputar los males, deficiencias o insuficiencias de los trámites y procedimientos administrativos.

En buena ley, es preciso reconocer que no es fácil automatizar los trámites y procedimientos administrativos, por varias razones:

  • La complejidad y ambigüedad de la legislación, y su variable interpretación según criterios geográficos, temporales o según a quien le preguntes
  • La elevada frecuencia con que son modificadas las leyes y reglamentos
  • El hecho de que no han sido pensadas para su automatización, arrastrando vicios y defectos del trámite manual
  • La escasez de recursos para lidiar con todo lo anterior

Así pues, y como conclusión: para el diseño y puesta en marcha de un buen trámite electrónico es preciso un acercamiento entre el técnico y el legislador: diseñando las herramientas informáticas al servicio y según las necesidades del procedimiento, pero también diseñando o rediseñando los procedimientos para facilitar, y tomar ventaja, de la tecnología, con el fin último de mejorar el servicio al ciudadano.

—————————

NB Agradezco a Forges y minihomenajeo desde aquí su fino humor funcionarial, que falta nos hace.

Categorías
Administración Electrónica Tecnologías de la Información

Rentabilidad de las TIC en las organizaciones públicas

imagen1.jpgLlega el otoño, y con él, tiempo de hablar de dineros. O, al menos, así lo entendió ASTIC, quien en su evento Meeting Point 2007 incluyó una mesa redonda con el interesante título que encabeza este post. Y también Rafa Chamorro cuando escribe sobre los Presupuestos Generales TIC.

Podemos achacar a la hora intempestiva de la mesa en cuestión, hora en que el cuerpo hispano pide siesta, el hecho de que prácticamente ninguno de los ponentes abordase el tema a fondo. O, mejor, lo podemos achacar a la auténtica dificultad de hablar en términos de rentabilidad de la tecnología en el contexto de las AAPP.

Porque hablar de rentabilidad en las empresas es bastante fácil (en principio) pues consiste en comparar gastos con ingresos, y subsidiariamente en otros beneficios no directamente trasladables en ingresos, pero que, tarde o temprano, también son trasladables en términos monetarios. Así lo entiende el Ministro Clos que ha señalado en la comparecencia en el pleno del Senado del 24 de octubre que «con el Plan Avanza el Gobierno pretende avanzar en la construcción de la Sociedad de la Información, para mejorar la productividad y competitividad de nuestra economía.»

Pero la rentabilidad de las TIC en las organizaciones públicas es otro cantar. Bueno, vamos a empezar por la parte fácil: la rentabilidad en los organismos públicos que tienen ingresos. Ejemplo: la AEAT. En este caso es relativamente fácil argumentar una relación causa-efecto entre la utilización de la tecnología y el aumento neto de recaudaciones, siempre por supuesto respetando la seguridad jurídica necesaria.

Cuando no es posible acudir al incremento de ingresos, siempre podemos intentar la reducción de gastos. Es difícil demostrar esta reducción en las AAPP. Para empezar, el resultado de un proceso de automatización, que en las empresas conduciría a un ahorro en recursos humanos, en las AAPP puede conducir a un verdadero conflicto social, al tener a unos cuantos funcionarios en pie de guerra, despojados de sus funciones.

Una inteligente derivada, que me enseñó en tiempos Pedro Maestre, consiste en trasladar ese ahorro no al interior de las AAPP sino a los propios ciudadanos. Su argumento es tan simple como «si informatizamos un trámite que se realiza 1.000 veces al mes, y ahorramos al ciudadano una hora de desplazamiento, a 20 €/hora de sueldo, supondría 20.000 euros de ahorro mensual. Así pues si la inversión es de, digamos, 60.000 euros, aún hemos conseguido una rentabilidad de 2 a 1, o sea, 2 euros de ingresos por cada euro de gasto.»

Pero en el fondo, la justificación del ahorro es pobre, insuficiente y, lo confieso, casi siempre irreal. Así que la rentabilidad ha de argumentarse en base a beneficios para la sociedad, más o menos intangibles, y por ello un tanto etéreos, salvo que hablemos de casos y situaciones concretas. Entre ellos están los siguientes:

  • Simplificación de trámites. Ventanilla única.
  • Nuevos servicios. Difusión de información. Agilidad, inmediatez. Horario ampliado.
  • Acercamiento de la Administración al Ciudadano. Transparencia. Acceso a discapacitados y otros colectivos desfavorecidos. Apoyo al inmigrante.
  • Nuevos modos de acceso. Movilidad. Multidispositivo.
  • Efecto tractor de la tecnología en las AAPP sobre la sociedad. Compras públicas innovadoras. Generación de confianza en la tecnología. Liderazgo tecnológico: DNIe.
  • Participación. Personalización. Retroalimentación.

Finalmente, y por enlazar de nuevo con el post de Rafa sobre los presupuestos TIC, la rentabilidad ha de apoyarse en la eficacia del gasto, es decir hay que exigir el mejor resultado posible con un presupuesto dado. Es muy fácil en la AGE justificar el gasto en capítulo 6 (inversiones), algo menos en capítulo 2 (gastos corrientes, mantenimientos) y francamente mucha dificultad en lo referente al capítulo 1: gastos de personal. Como consecuencia se produce con facilidad la descapitalización humana, produciéndose fugas de funcionarios a otras administraciones donde están mejor pagados, o a las empresas, en trabajos casi siempre relacionados con las AAPP.

Pero no nos engañemos, por muchas inversiones que hagamos en TIC, la cantidad y calidad de los resultados los dan las personas, y es a las que deberíamos cuidar en primer lugar.

Categorías
Sociedad de la Información

Avance del Plan Avanza

avance_avanza_2007.jpgDavid Cierco presentó ayer, en la 81ª edición de Thursday “Redes Sociales”, el Informe Plan Avanza, del 25 de octubre, que se puede encontrar en la página http://www.planavanza.es/InformacionGeneral/EvaluacionSeguimiento/, junto con otros indicadores e informes de interés en relación a la Sociedad de la Información y a las actuaciones de la SETSI.

Dicho informe presenta en primer lugar una evolución económica de los presupuestos destinados a la DG para la Sociedad de la Información, con una previsión de unos 1.700 M€ para 2008. También aparece un detalle de ejecución prespuestaria por líneas de actuación, que en 2007 es: Ciudadanos 175M€, Empresas 953 M€, eAdministracion 203 M€ e Infraestructuras 328 M€.

También da cuenta de los múltiples convenios de colaboración con entidades públicas: Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, etc., haciendo hincapié en el esfuerzo conjunto, que se ilustra además como agregado de los 3.378 M€ movilizados en el periodo 2006-2007.

Más allá de la valoración del impacto real de estas cifras y actuaciones, creo que es buena noticia su publicación, tras casi dos años desde el inicio del plan, y esperemos que a partir de ahora se sucedan con mayor regularidad las informaciones de evolución del mismo por parte de su órgano gestor.

También valoro positivamente la creación de un nuevo indicador de seguimiento, denominado «Indicador de convergencia Plan Avanza» que se propone como alternativa al famoso objetivo global de «Porcentaje del PIB en TIC» definido inicialmente.

Como decíamos en Indicadores: to be or not to be, los indicadores macroeconómicos como el inicial están alejados de las posibilidades movilizadoras reales del Plan, y por tanto son poco fieles a su desempeño, tanto para lo bueno como para lo malo. El nuevo indicador se compone de cuatro parámetros, dos asociados a Ciudadanos y dos a Empresas, reflejando tanto la conectividad como el uso de Internet. Seguro que podemos encontrar otros mejores (en la opinión de cada uno), pero para mí este me vale por el momento.

Categorías
Administración Electrónica Funcionario

Medidas horizontales para funcionarios

Se pregunta Morgana, en «Semana movidita» porqué todavía no hay un LDAP común para toda la AGE. Esto me ha hecho recordar algunas ideas que vengo rumiando de un tiempo a esta parte, ideas de medidas sencillas aplicadas de forma general a los funcionarios (en principio de la AGE) que permitiría la tecnología y que nos mejorarían la vida a todos.

La primera no es exactamente un LDAP sino una única dirección de email, con su consiguiente buzon asociado, de forma permanente, al funcionario. O sea, del estilo de felix.serrano@age.es. Más o menos lo que tiene Microsoft o Telefónica.

¿Ventajas?. Innumerables. ¿Que un funcionario cambia de Ministerio?. Mantiene su dirección de correo. ¿Que es el Ministerio el que cambia, aunque el funcionario siga en su sitio?. Mantiene su dirección de correo. Nada de migrar buzones. No hay que mandar avisos a los amigos y conocidos. Tampoco hay que dar la contraseña del buzón a uno de los que se quedan, para que entre de vez en cuando. Se acabaron los buzones sin dueño conocido, etc. etc.

¿Difícil?. GMAIL debe tener muchos millones de usuarios actualmente. Y con toda la funcionalidad necesaria. ¿Caro?. Seguro que más barato que el esquema disperso de sistemas de correo ministeriales actual.  ¿Inseguro?. Cuanto mejor gestionado esté, más seguro será. Podemos dedicar el dinero y esfuerzos ahorrados en hacerlo todo lo seguro que queramos.

La segunda de las medidas que propongo es también bastante simple: un móvil para cada funcionario.

Se trata de reemplazar el teléfono fijo actual, que tienen la mayoría de los funcionarios, por un teléfono móvil, con la misma numeración actual. Los funcionarios que ahora tienen fijo y móvil pasarían a tener un único número y terminal. Seguirían existiendo teléfonos fijos, pero para las funciones, no para las personas, de forma similiar a como pasa en el correo con los buzones corporativos.

Las ventajas inicialmente son parecidas al buzón de correo permanente. Un número de teléfono permanente, cambie o no el funcionario o el Ministerio. Movilidad. Localizabilidad, tanto si estás en la oficina como fuera de ella. Pero a medio plazo, este terminal universal aumentará su funcionalidad gracias a la tecnología. Coordinación de reuniones y otras actividades. Acceso al correo y a internet. Listín telefónico unificado. Firma electrónica en el móvil

En cuanto al coste, aunque sería preciso hacer un análisis económico más profundo, no creo que sea mayor que el mantenimiento de infraestructuras telefónicas actuales, que obviamente se simplificarían. También se pueden aprovechar las redes WIFI de los edificios corporativos para dar servicio a los móviles, ahorrando en todo caso mientras los terminales estén en el edificio, que será la mayor parte del tiempo. Y a medida que se vayan reemplazando terminales fijos por móviles, se producirá un ahorro, que se puede reinvertir en la mejora de la seguridad y de los servicios ofrecidos.

He dejado para el final otra de las medidas que propone Morgana, la nómina unificada de la AGE. De todos conocido es el famoso NEDAES, la aplicación que durante mucho tiempo ha distribuido el MAP a los Ministerios, como semilla o base de las aplicaciones de nóminas de los respectivos Departamentos.

Nedaes, y otras iniciativas de oferta tecnológica del MAP (como la Intranet Administrativa, ahora llamada SARA, nombre decididamente más sugerente), han tenido una eficacia limitada, ya que en mi opinión no es buena idea que un Ministerio se dedique a prestar servicios a otros Ministerios. La razón es que en una buena prestación de servicios debe haber un contrato, unas condiciones de prestación, una contraprestación económica, y unos mecanismos de regulación, todos ellos negociados.

Para que todas estas medidas funcionen no se me ocurre nada mejor que la creación de la famosa Agencia de Infraestructuras y Servicios Electrónicos, dependiendo orgánicamente, si queréis, del MAP pero con el propósito expreso de crear y mantener estos servicios, con los medios apropiados, rindiendo cuentas por ello, y con una vocación de eficacia y permanencia.

Categorías
Funcionario Servicio Público

Burrocrracia

Por 25 céntimos, sinónimos de burocracia en las Administraciones Públicas, como por ejemplo, papeleo. Un, dos, tres, responda otra vez:

– Papeleo, formulario, recurso, alegación, método, sistema, reglas, normativa aplicable, justicia ciega, contabilidad, ajuste presupuestario, cifras, números, rendimiento, jerarquía, cargos, fichaje, horario, días hábiles, moscosos, control financiero, AD-OK, 30/92, …

Y ahora, por 25 euros la pieza, antónimos de burocracia, como por ejemplo, agilidad.  Un, dos, tres, responda otra vez:

– Agilidad, responsabilidad, transparencia, calidad, personalización, amabilidad, eficacia, diálogo, oferta y demanda, colaboración, disponibilidad, adaptabilidad, ética, participación, espacio para las minorías, creatividad, motivación, …

TUUUUUUUUUUUUUT!!! – Oigamos la voz de los SuperGoogles:

Definiciones de burocracia en la web:

Y la del RAE:

burocracia.

(Del fr. bureaucratie, y este de bureau, oficina, escritorio, y -cratie, -cracia).

 

1. f. Organización regulada por normas que establecen un orden racional para distribuir y gestionar los asuntos que le son propios.

2. f. Conjunto de los servidores públicos.

3. f. Influencia excesiva de los funcionarios en los asuntos públicos.

4. f. Administración ineficiente a causa del papeleo, la rigidez y las formalidades superfluas.

Ah! que…., ¿a cuento de qué viene todo esto?. Bueno, sólo para recordar que no por mucha Administración Electrónica que pongamos, si no intentamos de verdad cambiar el enfoque, estaremos construyendo la versión digital de la Burocracia Electrónica.

Y no es que sea tan mala. Un poco de burrocrracia es hasta necesaria. Pero es como las hamburguesas: no se puede vivir sólo de ellas.

Porque me gusta pensar que hay algo más ahí afuera, que estamos por algo mas que tecnificar las administraciones, para no terminar de creerme las reflexiones de Alorza en No disfrutamos trabajando

—————————————————————-

P.D. Pensé titular el post «burrocracia» pero poned esa palabra en google y echaros unas risas con lo que sale… aunque unas risas que dan qué pensar.