Categorías
Administración Electrónica Empresa Innovación

La ventanilla única para las ayudas a la I+D+I

La Ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, anunció ayer, a bombo y platillo, la creación de una ventanilla única para la tramitación de las ayudas públicas a la I+D+I empresarial . A lo que parece, “la ventanilla única irá acompañada por medidas de gestión electrónica íntegra de los expedientes para conseguir una mayor sostenibilidad ambiental“. Bueno, ya sabíamos que las TIC impulsaban el bienestar y desarrollo social, y ahora Cristina pone en valor su capacidad de contribuir al sostenimiento del planeta. Una innovación, sin duda.

Esta vieja aspiración, ya recomendada por la OCDE como una forma de clarificar el confuso mundo de las ayudas a la I+D+I en España, y recogida en el Plan Nacional de I+D+I vigente, fue incluso encomendada al MAP, quien llegó a convocar y adjudicar algunos concursos para su desarrollo, y pero luego paralizados con motivo de la reestructuración ministerial post-electoral.

Ahora parece que sea el CDTI quien se encargará de esta tarea, no muy bien definida por otra parte. Dificil lo tenía el MAP y dificil lo tendrá el CDTI, y más dificil si como dicen quieren que empiece a funcionar en 2009, cuando a estas alturas ni siquiera se ha desarrollado la estructura orgánica básica de los Ministerios de Industria y de Ciencia e Innovación.

Yo creo que la propuesta de la OCDE iba por otro lado. No era sólo poner orden en las ayudas estatales a la I+D, a las que no benefician las remodelaciones cuatrienales, sino incluir en esta ventanilla otras ayudas concurrentes, como las que otorgan las Comunidades Autónomas, que con frecuencia se solapan y “compiten” con las ayudas estatales, despistando a los posibles solicitantes, o permitiendo quizás que los “listos” soliciten múltiples financiaciones para el mismo proyecto.

Este tema de la múltiple financiación tendría que estar, en teoría, controlado, gracias a la famosa Base de Datos Nacional de Subvenciones, creada en la Ley de Subvenciones y reintentada de nuevo cuando se publicó el Reglamento de la Ley del mismo nombre. Pero se me antoja también una quimera poner de acuerdo a todos en el cuando y en el cómo organizar esta BBDD. Una simple, pero siempre irresoluta, cuestión de interoperabilidad.

En fin, Cristina, me encanta tu empuje y te animo a seguir con tu ventanilla única, pero en ello no creas que innovas demasiado. En el año 1986 ya se creó la primera Ventanilla única para los empresarios, aunque a día de hoy y gracias a los relatos del empresario Jaime Estévez sabemos que falta un largo camino por recorrer.

Categorías
Innovación Tecnologías de la Información

Tecnología e Innovación

Putting SME FirstEn realidad ya tenía pensado escribir este post, pero la creación del nuevo Ministerio de Ciencia e Inovación me lo ha puesto “a huevo”. Sencillamente, porque mientras que en 2000 se creó el Ministerio de Ciencia y Tecnología, en éste 2008 la palabra Tecnología se ha visto reemplazada por otra más de moda: Innovación.

En el recientemente pulicado The Global Information Technology Report 2007-2008 por el World Economic Forum, se publican varios artículos sobre la relación entre las TIC y la Innovación. Incuye un artículo especial interés para mí, y además porque su autora Iordana Elefteriadou, que trabaja para la iniciativa de la Comisión Europea eBSN (Electronic Business Support Network for SME) presenta un artículo sobre “La innovación en las PYME europeas a través de las TIC” en el cual se incluyen algunas de las ecuaciones ya clásicas pero muy actuales en este contexto y en otros relacionados:

  • Las TIC y los nuevos modelos de negocio electrónico son hoy los principales motores de la innovación y la competitividad en las empresas.
  • Pero conseguir estas ganancias en productividad requieren cambios organizativos, nuevos modelos de negocio y formación.
  • A pesar del papel esencial que juegan las PYME en la economía europea, el potencial de las TIC permanece sin embargo todavia subexplotado por ellas.
  • Las políticas públicas de promoción de las TIC en las PYME han evolucionado desde la promoción y financiación de las TIC “per se” hacia la instrumentos de estímulo a las PYME para que exploren el potencial de estas tecnologías para el negocio electrónico.
  • El foco actual se dirige hacia la digitalización de las cadenas de suministro, tanto intra sectoriales como inter-sectoriales.

Tranquiliza un poco, aunque no demasiado, saber que la tarea de convencer a las PYME de que la tecnología es una solución y no un problema es realmente algo de ámbito europeo. Y digo que no demasiado porque España es un país que presenta una mayor proporción que otros paises de PYME, que alcanzan los 3 millones actualmente, si incluimos en esta cifra los trabajadores autónomos.

De la complejidad de esta tarea da fé la multitud de iniciativas en marcha, y en casi todas ellas juegan un papel fundamental los diversos organismos intermediarios de innovación, tanto de ámbito público como privado, sectorial u horizontal que intervienen.

La figura del intermediario de innovación, tomada de la normativa europea sobre ayudas de estado, se ha demostrado como un eficaz mecanismo para alcanzar a estas PYME que de otro modo no podrían participar en los programas estatales de promoción de las TIC para el fomento de la innovación, tanto por el ingente número de éstas como por la baja intensidad relativa de las ayudas recibidas. De hecho ya se ha incorporado y se está utilizando activamente en los programas de ayudas de la Acción Estratégica de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información.

A pesar de todas las actuaciones en marcha, aún queda mucho por hacer, por ejemplo en la simplificación de las diversas normas aplicables, especialmente de la Ley General de Subvenciones para rebajar la burocracia y los plazos de tramitación de las ayudas a las PYME, así como racionalizar el conjunto de controles aplicados, tanto nacionales como comunitarios, para poder tener garantías razonables de buen uso del dinero público sin tener que destinar a ello recursos desproporcionados.

En fin, he mostrado aquí una pincelada de una de las cuestiones con las que tendrá que lidiar nuestra nueva Ministra Cristina Garmendia. Sí, Crisitina, este post es para tí. Quizás no lo leas o quizás sí, siempre que tu apretada agenda te lo permita, pero me gustaría pensar que ahora que la innovación ya tiene ministerio, empiece dando ejemplo de un estilo de gestión y participación innovador, y quien sabe, a lo mejor al resto de los ministerios les da envidia y se apuntan…