Categorías
Sociedad de la Información web 2.0

Microelecciones

Se aproximan las megaelecciones generales de marzo, y con ellas poco a poco sube la temperatura mediática, tanto la tradicional (prensa, TV y radio) como la de los diversos foros de la red.

Si os digo la verdad, temo las elecciones. En las dos últimas, el Ministerio en que trabajo fué sacudido por sendos tsunamis reformadores, dejando tras su paso un desolador y transformado paisaje que nos llevó años reconstruir. Seguramente porque los “representantes de la voluntad popular” que resulten elegidos entenderán que lo han sido para algo, y querrán arreglarlo todo, aunque no estuviese roto.

Cuando tuve la idea que motiva este post pensé que sería una idea ya trillada en la red. Sorprendentemente no lo es. Mi consulta sobre el término “microelecciones” en Google arroja unos escasos cinco resultados, lo cual es todo un record. Pero gracias a esta búsqueda dí con un interesante documento MITOLOGÍAS DEL GOBIERNO REPRESENTATIVO [PDF]

Empieza así:

“La doxa democrática, a diario reactivada por el discurso de los políticos o los medios de comunicación masiva, produce permanentemente lo mitológico. Con esto queremos decir que se mantiene un discurso discretamente mágico alrededor de las palabras claves de la vida política. Su finalidad no es engañar sino edificar, tranquilizar y también legitimar el modo de gobierno. En efecto, la doxa no apunta a elucidar las situaciones sino a movilizar las creencias de gobernados y gobernantes. Nociones tan cruciales como la “representación”, el “debate democrático”, la “decisión política”, la satisfacción de los ciudadanos, están rodeadas de un halo de irrealidad, es decir, tratadas de manera desnivelada con respecto a un realismo objetivista riguroso”

Este documento relativiza el debate de ideas que antecede a los comicios “En la vida democrática, el debate de ideas no tiene, ni tuvo nunca, la gran importancia que con frecuencia le asignan sus actores“. En varios posts recientes se pone en entredicho justamente la banalidad del tal debate (El respeto al que piensa diferente, Los incompetentes y nuestros hijos, mirad especialmente los comentarios de ambos), al tiempo que surgen otros, con una fuerte base social (Adiós, canon, adiós…), que son poco asumidos en la importancia que tienen por los contendientes. Esto para mí indica una distancia cada vez mayor entre las necesidades y deseos reales de la población y el argumentario político de los partidos que aspiran a su representación.

Porque, según las últimas cifras del Plan Avanza, ya son veinte millones de internautas los que hay en España, lo cual es casi la mitad de la población. Algo de ésto deben haber captado los partidos cuando tanto PP como PSOE inician campañas virtuales en YouTube, pues es posible que esta vez La Red tenga un peso en el voto mayor de lo esperado.

A mi me gustan más las iniciativas pequeñas, como la de Rafa Chamorro, en su post Encuestas en el blog sobre ¿Quién debe liderar la Administración Electrónica?, porque debaten temas concretos y cercanos, y quienes se interesan por ellos son los realmente interesados. Esperamos que se popularice y generalice este tipo de iniciativas, y que se realice una verdadera Democracia Electrónica, la cual para mí no es la aplicación de medios electrónicos a la democracia tradicional, sino una transformación de los misma, usando para ello las posibilidades de la tecnología.

Así que me atrevo a proponer, desde este speaker’s corner, un cambio en el sistema democrático, por medio de lo que llamo microelecciones, que no sería más que un acercamiento de las decisiones políticas a los ciudadanos:

  • Sometiendo a debate a través de la red las iniciativas X, Y y Z,
  • Profesionalizando la política,
    • no en base a actores cuya representación principal es el púlpito, real o virtual, por el que pide el voto,
    • sino en base a ejecutores, cuya tarea sea recoger las sugerencias de la población y actuar para llevarlas a cabo.
  • Si tiene que haber representación, al menos que tal representación esté sometida a un proceso de continua realimentación social, no una vez cada cuatro años.

¿Qué opináis?

Categorías
Administración Electrónica web 2.0

Administración 2.0

Circula por la red un gracioso pero muy certero chiste o cuento llamado Actualizar de NOVIA 7.0 a ESPOSA 1.0. Los que hemos trabajado en las unidades de informática nos sentimos identificados por la problemática común del cambio de versión y los quebraderos de cabeza que acarrea.

En el post Administración 1.0 veíamos el largo y curvo camino recorrido hacia la eAdministración y en Administración 1.5 vemos cómo nos encontramos ahora en una encrucijada: ¿vamos a acabar de poner en marcha la versión 1.0, que nunca funcionó del todo bien, o esperamos a la nueva versión 2.0, de la que hablan maravillas, aunque de momento todo lo que hay son betas?

La moda “dospuntocero” se origina hace muy muy poco: fué en 2004 cuando se organiza por primera vez la Web 2.0 conference. Para obtener luz sobre su esencia, acudimos a su definición en el libro Web 2.0 de la fundación Orange:

“Es en ese escenario, en el que interactúan lo social (cómo y dónde nos comunicamos y relacionamos) y lo tecnológico (nuevas herramientas, sistemas, plataforas, aplicaciones y servicios) provocando cambios de lo uno sobre lo otro. Surge una nueva Red caracterizada como la web de las personas frente a la web de los datos, correspondiente a la versión uno, la Web 1.0.”

Y entonces, ¿qué es la Administración 2.0?. Bueno quizás en Tecnimap lo sepan, pues han adoptado ese lema para la edición de 2007. Desde luego lo que para mí no es sólamente la eAdministración en el sentido tradicional del término, o sea, las TIC aplicadas a la gestión de los procedimientos y a la relación con los ciudadanos.

Muchos antes que yo, incluso en este mismo Blog, han entrado a este trapo. Administracion 2.0 de Chica Gato, Más sobre Administración 2.0, de Alorza, Administración 2.0, (éste me gusta especialmente) de Carlos Guadián, … todos pesos pesados. Pero bueno, para eso estamos, para modelar entre todos esta, todavía informe, escultura.

En los programas de ayudas para la incorporación de las TIC en las empresas se un especial hincapié en huir del modelo de tecnificación clásico, basado en el PC y la aplicación de gestión (ahora lo llaman ERP). Se va un paso más allá impulsando la transformación del modelo de negocio, de los procedimientos internos, de la cadena de suministro, de las estrategias de marketing, de la competencia en un mercado global. Así pues confiamos que la utilización de la tecnología en las Administraciones lleve, tarde o temprano, de forma inevitable e inexorable a una transformación de las mismas.

Una cierta visión mecanicista estaría representada fundamentalmente por la definición de la Administración 2.0 como la promoción de uso de las herramientas 2.0. Es decir, si utilizamos wikis y blogs, si hacemos un poco de personalización por aquí, un poco de twitter por allá, ponemos unos videos en youtube… pues ya como que casi hemos hecho la Administración 2.0.

¿De verdad es tan fácil? ¿Entonces porqué iniciativas como los foros del 060 no funcionan y otras parecidas como “Las 1001 ideas“funcionan?. Alorza explica con lucidez, y sin pelos en la lengua, en su post El éxito de las 1001 ideas de ProPolis algunas de las posibles causas. Aunque no implica que yo esté necesariamente de acuerdo con todas ellas, lo que si es cierto es que la tecnología, sola, la herramienta pura no es suficiente

Adopción de la InnovaciónRecientemente he escrito varios artículos donde doy la clave de lo que debería y lo que no debería ser la Administración 2.0. En Burrocrracia manifestaba mi rechazo a la simple mecanización del procedimiento, sin acometer un rediseño del mismo para tomar ventaja de la tecnología. En Por una Administración de la Innovación me atrevía a sugerir, basandome en un informe de IPTS, un enfoque más innovador, en el que va a cambiar el papel social de la Administración Pública, apoyandose por supuesto en la tecnología, pero centrandose más en la creación de valor para la sociedad que en la eficiencia de los servicios como destino final de la eAdministración.

Podríamos poner algunos ejemplos para clarificarlo. Sabemos que la reciente Ley de Contratos del Sector Público, establece dos cosas, una es la obligatoriedad, en un cierto plazo, de facturar electrónicamente a las AAPP, y la otra la creación a corto plazo de estandares para la remisión de esas facturas. Es conocido el caso de Contratación electrónica pública en Dinamarca, pionera en este tipo de medidas, que ha tenido un gran éxito. Así pues, la Administración ejerce de líder tecnológico, ayudando a las empresas y traccionando a la sociedad, en ámbitos en los que el sector privado, sólo, no es capaz de avanzar lo suficiente, ni con la suficiente velocidad.

En el ámbito de los ciudadanos, tenemos otro ejemplo muy claro en el impulso a las actuaciones de identidad electrónica y firma digital, especialmente el dedicado al e-DNI. Obviamente, estamos en el comienzo, y un simple cálculo nos arroja décadas hasta que estas herramientas sean aceptadas y usadas comunmente por los ciudadanos, pero las ventajas son inmensas.

Bueno, para concluir, haré una pequeña parodia del estilo del cuento que citaba al principio de este post, como una carta que un usuario que acaba de cambiar de versión envía al servicio técnico.

Estimados Sres. del Servicio Técnico:

El mes pasado cambié de la versión de ADMINISTRACION 1.0 a la nueva versión ADMINISTRACION 2.0 y he observado que el programa inició varios procesos inesperados que ocupan mucho espacio y recursos importantes. En el folleto explicativo del programa no venía mención alguna a este fenómeno. Además, nueva la versión 2.0 se autoinstala en todos los demás programas y se ejecuta durante el inicio de cualquier otra aplicación, interrumpiendo todas las actividades del sistema.

Aplicaciones que antes funcionaban como ALEGACIONES Y RECURSOS 6.0 , DIAS HABILES 3.6, AJUSTES PRESUPUESTARIOS 1.9, ORGANIGRAMAS 3.0, ya no funcionan, y, lo que es peor: el sistema se cuelga cada vez que intento cargarlos.

De vez en cuando, aparecen avisos de personas a las que no he invitado que intentan hablar conmigo, a través de un programa residente que no he conseguido bloquear.

Aparentemente, no puedo lograr mantener a ADMINISTRACION 2.0 en minimizado al ejecutar alguna de mis aplicaciones favoritas. Estoy pensando en volver al programa anterior ADMINISTRACION 1.0 pero no me funciona el Desinstalar.

¿Me podría ayudar?
Gracias.
UN USUARIO AGOBIADO.

Estimado USUARIO:
Este es un motivo de queja muy común entre los usuarios de ADMINISTRACION 1.0 , pero se debe en la mayoría de los casos a un error básico de concepto: Mucha gente aumenta la versión de ADMINISTRACION 1.0 a la 2.0 con la idea de que ADMINISTRACION 2.0 es sólo una actualización con nuevo interfaz gráfico y algunas utilidades adicionales.

Sin embargo, ADMINISTRACION 2.0 (al contrario de ADMINISTRACION 1.0) es un SISTEMA OPERATIVO completo. Y su creador lo diseñó para controlar todo el sistema.

Es muy poco probable que pueda configurar de nuevo a ADMINISTRACION 2.0 y volver a la versión anterior. Hay una funcionalidad de emulación incorporada en ADMINISTRACION 2.0 para hacer las funciones de la versión 1.0, por compatibilidad, así que no parece necesario.

Es imposible desinstalar, eliminar o configurar los archivos del programa una vez instalados. No puede volver a ADMINISTRACION 1.0 porque la versión 2.0 no está programado para eso. Hay quienes han intentado el FORMATEO TOTAL DEL SISTEMA para luego instalar los programas ADMINISTRACION 1.0, pero sinceramente, le recomiendo vea el Manual, apartado “Precauciones”, en el capítulo “Volver a hacer todos los trámites a mano” y se convencerá de que no es una buena opción.

ADMINISTRACION 2.0 es un programa muy interesante, pero con un alto costo de mantenimiento. Considere la posibilidad de instalar algún software de cooperación social para repartir el trabajo y lograr decisiones consensuadas.

Un saludo.
Servicio de Atención al Usuario

Categorías
Sociedad de la Información web 2.0

Aprendiendo a exportar tecnología… en el SIMO

El SIMO está cambiando. Ya no es la feria de las maravillas tecnológicas de antaño. Mi primer recuerdo de un SIMO fueron unos increibles aparatos, con unas pantallas llenas de cifras rojo brillante, unas teclas con los números del cero al nueve, un punto, y las cuatro operaciones aritméticas básicas (todavía no tenían la raíz cuadrada, ese fué un invento posterior). Una de aquellas cacharras, comprada en SIMO, terminó algún tiempo después destripada y reconvertida en teclado de introducción de datos de mi proyecto fin de carrera, basado en un Z-80. Qué tiempos!.

Bueno pues, volviendo al tema, ahora el SIMO se ha transformado en una feria de ferias, en un monstruo de siete cabezas, donde confluyen y se realimentan los pabellones tradicionales (informática, media, movilidad,…) con eventos paralelos: FICOD, E-LIFE, Aprendiendo a Exportar Tecnología...

Además de esta feria de eventos, está cambiando el concepto de stand tradicional. Algunos lo han convertido en canchas de baloncesto, muchos en salas de conferencias, otros en… nada, salvo paredes vacías, eso sí con un rotulador para pintar en ellas, y cuatro pantallas sobre pedestales: espacio para interactuar, como en el espacio de WEB 2.0.

Justo en ese espacio me asaltaron dos gamberros 😉 que me convencieron para intervenir al día siguiente en la mesa de e-Government 2.0,… pero eso es otra historia que contaré en otro post.

Yo percibo que el foco está cambiando desde la tecnología hacia las personas. Redes sociales: el concepto de moda. Charlas. Discusiones, ponencias. Mesas. Blogs, Podcasts…

The Global Forum, developed inside of ICEX’s “Learning to Export Tecnhnology” event, was specially appealing to me. Starting with it’s english main language spoken by everybody on the scene. This is essential for people willing to export. On second place, the high level of speakers: James Wales, creator of Wikipedia, Soumitra Dutta and José Antonio Tazón, president of Amadeus IT Group. These experts were asken by Ana Patricia Botín and Antonio Garrigues, and conducted by David Kirkpatrick.

I liked specially Jose Antonio Tazón talk: Amadeus operations started on 1992, but in 2000 decided to throw away 200.000 lines of code and start over from scratch, based on open source software, because internet changed everything, in particular they noted and important change on the way the users interacted with the booking systems. He said an important sentence that I keep for reflection: “The key to success is to understand customer needs, not only today, but tomorrow”. It can be applied equally to enterprise and to public organizations.

Antes de abandonar el SIMO me di una vuelta por el FICOD. Tres salas de conferencias, con sesiones paralelas. Cuando entré en la sala principal estaban hablando de “La industria de la música se reinventa con internet“. El debate, centrado en el modelo de negocio tradicional, y su viablilidad futura. La pregunta: “¿Qué creéis que pasará con el mundo del jazz o la música clásica?”. Respuesta: “El Jazz o la música clásica ya hace tiempo que se adaptaron al modelo de internet, pues para estos músicos el principal beneficio no proviene de la venta de CD sino de las actuaciones en directo, y para los espectadores tiene mucho más valor la interpretación en vivo, que no van a conseguir grabada, pues cada interpretación es diferente”.

Categorías
web 2.0

El BOE en la era de la WEB 2.0

logo_boeMe van a disculpar mis compañeros del Boletín Oficial del Estado, entre los cuales cuento buenos amigos, por el título de este post, que no va directamente contra ellos, aunque son parte implicada, al menos instrumentalmente.

Resulta que, de nuevo, el post de Rafa Chamorro “Las Redes Sociales versus La Administración Pública” me ha hecho volver a reflexionar sobre el mundo en el que nos movemos los funcionarios, y más concretamente en el ámbito legislativo y normativo, que es base de nuestro trabajo, y también de muchas de nuestras preocupaciones.

Estas Leyes, Ordenes y Resoluciones toman cuerpo y vida cuando son publicadas en el BOE, siendo este acto la finalidad de gran parte de nuestro trabajo, y el origen del resto. Si pudiese me leería y estudiaría toda la legislación que me afecta directamente, pero es una tarea que me supera, y que además no corresponde con el enfoque de actividades que llevo a cabo diariamente, muchas de ellas asociadas a Googles, e-mails, blogs, excels, words y carpetas de archivos. Ya sabéis a lo que me refiero.

Y digo que no encaja porque al leerse una de las disposiciones legales, o en las ocasiones en que contribuyo a la redacción de alguna, siempre me parece que he retrocedido cuarenta años en el tiempo, y sobre las cuales no ha surtido efecto alguno la revolución de las artes y las ciencias de la comunicación y la información.

Para empezar el enfoque del texto es claramente lineal, con una exposición de motivos, un articulado más o menos extenso, algunas disposiciones adicionales, transitorias o no, anexos en su caso (¡con tablas algunos!) y salpicados algunas referencias a leyes o disposiciones aplicables, normalmente de rango superior. Ah! y como sería imposible poner todas las referencias, una coletilla del tipo “…y el resto de la legislación aplicable”.

Sin embargo, la naturaleza de la información legislativa es claramente hipertextual. Ni siquiera una organización jerárquica o relacional, que es la que intuitivamente se tiene en cuenta al redactar o leer estos textos, resulta suficiente para comprender su alcance o aplicar su contenido. Es decir, que la legislación es una verdadera maraña, sobre todo cuando se pone en el contexto de otros marcos legislativos aplicables, locales, autonómicos, estatales o comunitarios.

Yo descubrí el hipertexto de la mano del HiperCard, aquel programa que venía incluido en los primeros Macintosh, mucho antes de utilizar mi primer navegador de Internet. Enseguida me encantó, pues esta forma de ver la información despliega un mapa ante tí en el que puedes navegar segun tus necesidades o gustos, y por lo tanto personalizando a la medida de cada cual la visión de la información. En definitiva, haciendo divertido algo que en si mismo podría ser más o menos tocho.

¿No os parece que sería divertido y útil que todas esas publicaciones del BOE (u otros boletines oficiales) incluyeran directamente los enlaces a otra información aplicable, sea generado por el autor o por alguna de las herramientas que actualmente pueden generar esos enlaces de forma más o menos automática?. Esto ya sin atreverme a sugerir que muchos de los farragosos párrafos descriptivos de procesos u organigramas sean reemplazados por gráficos (interactivos o estáticos) (*).

Pero, aún siendo útil y divertido, la WEB 2.0 no es eso. La WEB 2.0 aplicado al BOE sería algo así como:

  • Mientras leo una disposición en el BOE me surge una duda. Accedo al FORO correspondiente y planteo la duda, sobre la que alguno de los lectores habituales responde, quizás contando su caso y aplicación concreta, y sobre el conjunto de respuestas y contrarespuestas extraigo la conclusión que sea.
  • O bien se me ocurre una mejora o una precisión sobre el texto. Accedo a la herramienta de comentarios y anoto el mismo, sobre la cual otros lectores pueden a su vez añadir sus propios comentarios.
  • Me notifican automáticamente por email cuando surge una respuesta a alguno de mis comentarios, o cuando surge información nueva relevante sobre la base de un filtro que he confeccionado al efecto.
  • Estos diálogos abiertos me ponen en contacto con otras personas con problemas o necesidades paralelos a los míos, con los cuales establezco comunicación directa (email, teléfono…) cuando surja la necesidad.
  • La sucesivas redacciones o modificaciones de leyes o disposiciones parten de la versión anterior, con todos estos comentarios o sugerencias añadidas como punto de partida para su mejora o clarificación. La existencia de estas posibilidades mejora la calidad de las leyes y acorta el ciclo de su modificación y mejora(**).
  • Otra hermosa aplicación sería un WIKI asociado al BOE, sobre el que los propios expertos que han elaborado las normativas, o los usuarios avanzados, pueden ir construyendo una información categorizada y enlazada para facilitar su aplicación.

————-

(*) Todo esto sin entrar en el contenido de la legislación aplicable a la tecnología o a la gestión de la misma, empresa mucho más árdua y que merece ser diseccionada en otros posts.

(**) No hay que temer a que aumente la frecuencia con la que se modifiquen las leyes, si existe un buen sistema para estar al corriente de ellas y de su aplicación. Actualmente el mejor sistema parece ser la memoria de cada cual, motivo por el cual las leyes se demoran mucho en su modificación, ¡para no tener que aprendersela de nuevo de memoria!.

(***) Se me olvidaba una de las grandes ventajas del BOE Hipertextual: actualmente se utiliza con profusión el “corta y pega” entre disposiciones, en lugar de simplemente remitirse al artículo aplicable, pues esto facilita la lectura si no hay enlace directo. Por ello, si se modifica la legislación de origen, habría de reformarse muchas de las disposiciones que replican sus contenidos, de forma manual y artesanal, cosa que no sería necesario en el caso de usar hipertexto.