Skip to content

Los Village People en las Administraciones Públicas

Domingo, 10 febrero, 2008

Querida Pilar, tienes toda la razón: “Si queremos innovación, necesitamos diversidad. Los diferentes puntos de vista pueden dar lugar al caos pero también a la creatividad. Está comprobado. … . Además, para asegurar el éxito, Ashby recomienda la “Ley de la Variedad Requerida”, es decir, la complejidad de nuestro entorno debe reflejarse en la composición de la organización.”

Para mí Pilar da en el clavo: la esencia de la innovación está en las personas. También Alorza lo decía recientemente en Cultura de la innovación para el oGov:

La cultura de la innovación, el espíritu emprendedor, la sociedad creativa… son conceptos con grandes áreas de intersección. Quizá la idea más clara y más apropiada para designar a la cultura que corresponde a una sociedad red orientada a la innovación es la que Pekka Himanen llama “ética hacker”.”

Creo que eso da un espaldarazo a nuestra vieja arenga de que la administración innovadora precisa de funcionarios y ciudadanos hackers.

Pero, ¿están las Administraciones haciendo algo para favorecer el cambio cultural dentro de la organización?. ¿Está favoreciéndose la diversidad, el compromiso, el espíritu emprendedor?.

Mas bien al contrario, como dice Oscar Cortés en La innovación en el organigrama de las instituciones públicas :

….continuando con el debate sobre innovación se me ocurría que es posible que haya tentaciones por parte de algún partido político de incluir en su programa electoral la creación de alguna unidad administrativa por la innovación.

No sería desde luego la primera vez. Es habitual en las prácticas políticas (con más o menos éxito) crear estructuras relacionadas directamente con un tema en candelero…

Parece desprenderse de este análisis que en las administraciones, la innovación tiende a considerarse algo ajeno al proceso administrativo, y que las ideas innovadoras no pueden venir del triste funcionario tramitador, sino de unos “iluminados” que van a venir con la varita mágica a descubrirnos desconocidos caminos que no conocíamos.

También sucede que con frecuencia no están muy bien vistas las personas innovadoras en las Administraciones Públicas, ni desde dentro ni desde fuera. Los que proponen alternativas son vistos como raros y peligrosos.

Creo que en las cuestiones relativas a la innovación no es posible empezar la casa por el tejado. Innovar es una forma de pensar y de hacer, y para conseguirlo es necesario buscar e incorporar en las Administraciones a personas diferentes, y por supuesto valorar y aceptar sus ideas diferentes.

7 comentarios leave one →
  1. Domingo, 10 febrero, 2008 10:26 pm

    Bravo, Félix. Totalmente de acuerdo.

    It’s fun to stay at the y-m-c-a…

  2. Lunes, 11 febrero, 2008 1:25 am

    Parece que en la blogósfera vamos poniéndonos de acuerdo en muchos puntos. Me pregunto también si nosotros mismos somos capaces de aceptar esa diversidad de la que hablamos.
    Me pregunto si somos capaces de oír con suficiencia para acertar desde que puntos se produce la diversidad, e indagar para alcanzar más que acuerdos, puntos de convergencia.
    En fin, le sigo de tiempo, y sepa que su opinión contribuye al cambio.

    Gustavo

  3. Lunes, 11 febrero, 2008 9:52 am

    ¿La innovacón debe venir desde fuera? La respuesta es si, aunque no tiene porqué.
    Me explico. Dentro hay funcionarios crativos, solventes e innovadores pero…. no son lo que están en posición de hacerse oir. Desde que entré en la administración predomina (hay excepciones) en los Subdirectores y Directores la idea de que la administración no debe innovar y tampoco experimentar.. debe ir a tecnologias probadas. Estoy de acuerdo en la mayoria de los casos que se trata de poner en marcha un servicio o automatización, pero no estoy de aceurdo como filosofía general.

    En la administración hay funcionarios profesionales con ganas de hacer mejor las cosas pero tampoco son los que dirigen. Predomina el cargo “funcionarial” que está en ese puesto por contactos (no por conocimientos) y no le interesa la administración más llá de lo que le puede ofrecer a él personalmente y por tanto no arriesga y procura no hacer nada.

    Mientras esto siga así la innovación debe venir impuesta y de fuera.

  4. Lunes, 11 febrero, 2008 10:51 am

    @Montaña: creo que el lugar más creativo no es ni el interior, ni el el exterior, sino la frontera, la membrana organizacional, donde se producen los intercambios dentro/fuera.

    Por desgracia, tal como dices, no están bien vistas las labores de frontera.

  5. Lunes, 11 febrero, 2008 2:08 pm

    Querido Félix: Me ha gustado leer tu reflexión y te agradezco tu link a la página. Hace años cuando daba clase de organización, las Administraciones Públicas eran el ejemplo perfecto de burocracia, como un concepto organizativo. En la medida que la burocracia, los procedimientos y las normas tengan más peso que el pensamiento divergente, se hará muy difícil la innovación. En ciertas áreas es fundamental la estabilidad de los procedimientos, pero en muchos otros hay cabida para ver las formas de otro modo. Y ese el gran reto de las Administraciones.
    Un placer leerte.
    Un abrazo

  6. Lunes, 11 febrero, 2008 5:07 pm

    Pilar, Gustavo, Alorza: me vais a poner colorado.:’-)

    Pilar, no te imaginas lo difícil y arriesgado que es hacer propuestas, no necesariamente radicales, simplemente de sentido común, en las Administraciones.

    A esas propuestas, en muchos casos, la respuesta son todo tipo de medidas disuasorias, de las cuales la Administración tiene para dar y tomar.

    Así que cuando algo nuevo sale adelante, tened por seguro que ha pasado una considerable criba y ha sorteado numerosos obstáculos. Además con seguridad hay detras de esa nueva idea una o varias personas muy valiosas, que no siempre ven reconocida su labor.

    Mi ejemplo favorito se puede ver en la película Contact, cuando la protagonista, que lleva toda su vida luchando por su idea, consigue demostrarla, sólo para ver a renglón seguido que el responsable gubernalmental que había sido su máximo opositor, se apunta rápidamente el tanto.

    Por cierto, Pilar, sigo teniendo de cabecera tu libro NOMIEDO. Cada noche me leo una o dos páginas. No tiene desperdicio.

    Gustavo: gracias a los BLOGS tenemos una nueva opción para, entre todos, buscar nuevos caminos, y apreciar la diversidad, que es lo que da gracia a la vida.

    Alorza: yo también creo que la vida se desarrolla en la frontera. Aquí tienes a dos fronterizos: Montaña y yo hemos compartido, casi por igual, historia en la empresa privada y en la Administración.

  7. Martes, 12 febrero, 2008 1:21 pm

    Efectivamente, en la diversidad está en la riqueza. Uno de los problemas de la Administración es su tendencia natural a encerrarse en sí misma, aunque hoy en día se va apostando más por la gestión relacional y contar con todos los actores para resolver problemas sociales.
    En el tema de la innovación el problema es que el entorno administrativo (factor clave para que prospere la cultura de la innovación) está muy viciado. Es como si fuera una habitación cerrada cuya ventana se abre tímidamente de vez en cuando y dentro ya anda el ambiente muy cargado. En esas condiciones la innnovación está penalizada y los frenos son importantes, afectando a gente que sí podría aportar mucho pero que no lo hace porque acaba desmotivada.
    Apuesto por las fronteras como dice Alorza. Yo también ando por ahí, aunque haya pasado más tiempo dentro del sector público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: