Categorías
Funcionario Inteligencia Emocional

El director de orquesta

partitura1 de enero de 2009, Viena: Daniel Barenboim dirije el Concierto de Año Nuevo.

Mientras escuchaba el concierto, reflexionaba sobre algunas cuestiones de la labor del Director de Orquesta. Aquí están:

  • El Director de Orquesta no toca ningún instrumento.
  • El Director de Orquesta no quita protagonismo a los músicos.
  • La interpretación de la obra es mucho más que la suma de las interpretaciones de cada uno de los músicos, gracias al Director de Orquesta.
  • Aunque existen obras para música de cámara y orquestas de cámara sin Director, no sería posible la interpretación de una obra sinfónica sin Director de Orquesta.
  • Quizás el Director de Orquesta no sea el que más música sabe de la orquesta, pero hay que saber mucha música para ser un buen Director.

11 de enero de 2009, Madrid: El Calderón grita “Aguirre vete ya”.

Aunque las habilidades que necesita un Director de Orquesta y un entrenador de fútbol son muy distintas, es obvio que hay muchas similitudes:

  • El entrenador de fútbol no juega los partidos en el campo. A pesar de ello, se supone que el entrenador debe saber de fútbol.
  • Además de fútbol, se dice que el entrenador debe saber psicología, para motivar a los jugadores, y para hablar con la prensa.
  • Los que meten los goles son los jugadores, y los que los paran, los porteros.
  • Pero cuando las cosas van mal, siempre se pide la cabeza del entrenador.

Decía Morgana en ¡Heil jefe! que:

“En las estructuras jerárquicas no sólo hay quienes estemos incómodos. En las estructuras jerárquicas sucede también que el talento y las capacidades de los que forman parte de su base se esfuman, se diluyen, se desperdician. Las actitudes proactivas y entusiastas son reducidas en ellas. Estoy convencida que esto tiene que cambiar. Pero no se cuándo ni cómo.”

Y a mi me parece que la dirección es necesaria, cuando hay que abordar grandes tareas, y un buen Director de Orquesta es capaz de sacar lo mejor de sus músicos, de potenciar su talento y de conseguir que se sientan orgullosos de pertenecer a una orquesta de prestigio. Pero cuando la orquesta suena desafinada, el Director debe dimitir, o si no dimite, que le echen y pongan a otro.

Viñeta de Forges en El PAIS de hoy
Viñeta de Forges en El PAIS de hoy