Categorías
Funcionario

Moralejas administrativas: la historia de Kung Chang

Kung Chang llamó a su jefe y le dijo:

– ‘Jefe, hoy yo no tlabajal, yo estal enfelmo. Duele cabeza, duele panza, duele pielna, no voy tlabajo’.

El Jefe le responde:

– ‘Kung Chang, realmente hoy te necesito en el trabajo. Cuando me siento así de mal, le pido a mi esposa que tengamos sexo. Eso me hace sentir mucho mejor y puedo ir a trabajar. Deberías probar, te hará muy bien’.

Dos horas después, Kung Chang vuelve a llamar a su Jefe y le dice:

– ‘¡Jefe, no sabel qué decil! Glacias pol consejo, ya sentilme mucho mejol, enseguida yo il tlabajo. Felicito mucho, muy linda su casa, muy glande su cualto y muy buena su esposa’.

Moraleja administrativa:

‘La comunicación debe ser clara. Sea explícito cuando hable con sus colaboradores’.

UPDATE (22-oct): Pilar Jericó, ayer, al alimón, publicó un interesante artículo sobre la comunicación: Escalera de inferencia o cómo surgen los malos entendidos. Si aplicamos la teoría de este artículo al caso del Jefe, pensaría: El chino este siempre busca una excusa para no trabajar. Encima, me jode (bueno, a mi mujer). No tengo más remedio que despedirle y que se joda él.

Cuando ni se le ocurre pensar que quizás el problema es que él no se explicó con suficiente claridad. Y por supuesto, ni se le ocurre preguntar porqué el chino hizo esa interpretación. Quizás, en su país, compartir esposas es algo de lo más normal.